NBA

La nueva idea de Kyrie Irving: crear una liga paralela a la NBA

Kyrie Irving es el líder de la facción que está meditando si acudir o no a la reanudación de la NBA. El base se plantea un futuro fuera de la Liga.

Kyrie Irving
Stephen Gosling GETTY IMAGES

Kyrie Irving es uno de los instigadores principales, si no el que más, de la rebelión planteada en la NBA en los últimos días. Él fue el que organizó la conocida cita telemática con otro grupo de jugadores, que se elevó hasta los ochenta, el pasado viernes 12 con la intención de pulsar el ambiente y ver si tenía muchos aliados en su idea: que no se juegue lo que queda de temporada, parar del todo y continuar con las protestas en las calles ante los abusos racistas que explotaron públicamente con el asesinato de George Floyd en Mineápolis. 

"Estoy dispuesto a perderlo todo", decía Irving. Otros jugadores, como Dwight Howard, se han adherido a su idea; otros, como Ed Davis, le han criticado por ello. El base de los Nets, que además es vicepresidente de la Asociación de Jugadores, sigue hacia delante y lo tiene claro: esto es un órdago, no en contra de la NBA sino a favor de lo que ellos consideran necesario a nivel social. No parece que valga el hecho de poder ejercer el poder en la fase final de Orlando, donde habrá reivindicaciones a este respecto, y está dispuesto a hacer saltar por los aires -pese a que él no podrá acudir porque está lesionado- el proyecto en el que con mimo ha trabajado la competición estadounidense para este recuperar los partidos este verano. 

Kyrie Irving, siempre desafiante con lo establecido, va más allá. Según Stefan Bondy (New York Daily News), el jugador de 28 años ha intentado empezar por el principio y convencer a los jugadores de su equipo, Brooklyn Nets, y en el intento ha dejado caer en el chat que tiene con ellos que su idea sería empezar una nueva Liga, paralela a la NBA, si la situación no se resuelve como él desea. Taylor Rooks (Bleacher Report) matizó la situación, ya que según el jugador esto no sería una respuesta a la situación de la burbuja sino un pensamiento desligado a ello, y a la vez asegura que Irving abandonó el chat grupal cuando la información salió a la luz, lo que da veracidad a la misma pese al desmentido de un par de jugadores. 

A Irving le pesa mucho su mala fama, tanto por las actitudes en los vestuarios por los que ha pasado (Cavaliers, Celtics y Nets) como por salidas de tono como la de declararse terraplanista. En mitad de una discusión tan seria que él ha abanderado vuelve el Kyrie Irving más polémico a saltar a la palestra en el universo NBA.