NBA

Lío a la vista: los jugadores no quieren empezar el 1-D

El sindicato de jugadores aprueba el plan de 22 equipos para el 31 de julio, pero quiere renegociar la fecha de inicio de la próxima temporada.

LeBron James y Luka Doncic, durante un partido de la NBA entre Los Ángeles Lakers y Dallas Mavericks
Gary A. Vasquez USA TODAY Sports

La NBPA, asociación de jugadores de la NBA, ha aprobado la reanudación de la temporada y el plan de 22 equipos para decidir al campeón del curso baloncestístico 2019-20. La ratificación de los principales afectados por dicha medida era la única que faltaba para volver a poner en marcha la mejor Liga del mundo, algo que, ya se sabe, se hará el próximo 31 de julio en las instalaciones de Disney, Orlando. En la reunión de Adam Silver y los principales directivos de la competición con los jugadores, se ha establecido un plan de acción y se han enumerado algunas de las reglas básicas a seguir, pero ha habido una decisión a la que los jugadores se han opuesto: que la temporada 2020-21 empiece el 1 de diciembre.

La noticia principal es que la temporada se va a reanudar, ya de manera definitiva. Los jugadores han discutido varios puntos con la competición que quieren negociar, mientras que hay algunas diferencias con las fechas de la reanudación de la próxima temporada. Algunos de los acuerdos a los que se han llegado son el máximo de 1.600 personas que podrá haber en el campus, con pruebas todos los días y una cuarentena de un mínimo de siete días para los que den positivo. También se ha aclarado que la NBA quiere que un jugador siga en competición a pesar de dar positivo y pasando las medidas correspondientes, y ha dejado claro que los familiares que se trasladen a la burbuja (algo que pueden hacer hasta después de que se celebre la primera ronda de playoffs) no podrán salir de ella hasta que haya terminado todo el proceso. Además y salvo casos excepcionales, el límite de familiares que se podrán trasladar será de tres personas.

A todos estos acuerdos se ha llegado sin mucha dificultad, pero sí ha habido diferencias sobre la próxima temporada, tal y como recoge Shams Charania en The Athletic. Recordemos que la NBA había previsto la lotería para el 25 de agosto, la ceremonia del draft para el 15 de octubre y el inicio de la NBA para el próximo 1 de diciembre. Esta fecha era un desafío personal de Adam Silver, que quería de este modo poder acabar la temporada en una fecha que permitiera a los jugadores ir a los Juegos Olímpicos. Esta última parte no ha gustado especialmente a los baloncestistas, que piensan que tienen demasiada carga de trabajo en poco tiempo y escaso margen para descansar de una temporada a otra. Esto se podría cumplir si finalmente la competición finaliza el 12 de octubre, fecha máxima para un séptimo partido de las Finales... con apenas mes y medio para su reanudación el 1 de diciembre. Algo que contrastaría con temporadas que estaban finalizando acabando el mes de junio y se reanudaban en la segunda quincena de octubre: casi cuatro meses de diferencia.

Más allá de esta diferencia, que se negociará en próximas reuniones, la NBPA y la NBA han llegado a otros acuerdos, como el uso de sonido ambiente del juego 2K para los partidos, o que no haya test antidrogas durante la competición, una novedad importante que contrasa con la política antidrigas que la Liga norteamericana ha defendido en las últimas fechas. Muchas medidas y numerosos acuerdos con la mayor discrepancia en la fecha de la próxima temporada. El resto, ya lo veremos.