REAL MADRID

Gabriel Deck puede marcharse y el Real Madrid sigue a Giedraitis

El argentino tiene uno de los contratos más bajos, no ha renovado y su cláusula es asequible y ejecutable sin fecha límite. El alero lituano ya estaba en la agenda por si Carroll se retiraba.

Campazzo tiene muy complicado marcharse este verano a la NBA por varios motivos, pero la situación de su compatriota Gabriel Deck (1,98 m y 25 años) es diferente. El alero de Colonia Dora cuenta con uno de los contratos más bajos de la plantilla del Madrid y aún no ha alcanzado un acuerdo de renovación con el club. Le queda un año de vinculación, hasta junio de 2021, y, en principio, otro curso opcional. Hay equipos NBA interesados en él y su rescisión es asequible y sin fecha tope de ejecución, al contrario que la de Campazzo, lo que preocupa mucho al Madrid. La NBA podría llamar a su puerta en cualquier momento, incluso con el curso a punto de comenzar.

En la agenda blanca, como posible recambio, está el lituano Rokas Giedraitis (27 y 2,01 m), uno de los mejores aleros del curso recién cancelado en la Euroliga. En el Alba Berlín de Aíto ha promediado 13,8 puntos con un 39,8% de tres, 4 rebotes, 1,4 recuperaciones y las mismas asistencias para 14,7 de valoración en 27 minutos en pista. De hecho, el lituano era una de las opciones para relevar a Carroll si este al final hubiera decidido retirarse. Tiene contrato con el Alba la próxima campaña, aunque con una opción de salida muy asumible.

Rokas Giedraitis, del Alba Berlín.

Esta semana se ha apuntado desde Grecia el interés de los de Laso por el base griego Kostas Sloukas, que podría marcharse anticipadamente del Fenerbahçe. La realidad es que el Madrid no le ha hecho ninguna oferta, a pesar de la información publicada que hablaba de una propuesta de tres años y seis millones de euros netos en total. Esa opción solo parece capaz de encajar en el puzzle en el caso de que se marchara Campazzo, algo que no se contempla ahora. Antes de la pandemia, el Real sí se había movido en el mercado para ver sus opciones de fichar a Larkin (Anadolu Efes) y luego a Wilbekin (Maccabi), pero ambos resultaron imposibles.