VALENCIA BASKET

Dr. Ignacio Muñoz: "La vuelta de la Liga vendrá con lesiones"

El jefe de los servicios médicos del Valencia Basket compagina su labor habitual de prevenir lesiones con el protocolo sanitario en los entrenamientos.

El doctor Ignacio Muñoz, en las instalaciones de L'Alqueria.
Valencia Basket

EI doctor Ignacio Muñoz es el jefe de los servicios médicos del Valencia Basket desde hace dos temporadas. Sin embargo, aunque ya colaboró a lo largo de su carrera con clubes de baloncesto como el Ros Casares o el propio Pamesa, su fama le llega del mundo del tenis, donde fue uno de los médicos más reputados del circuito cuando trabajaba en la Federación Española de Tenis. Nadal, Muguruza, Ferrer y la mayoría de los tenistas españoles han pasado por su consulta.

Traumatólogo y cirujano ortopédico, hoy en día combina su labor habitual en prevenir lesiones con el protocolo sanitario y prevenir contagios. Dos tareas imprescindibles en la vuelta al trabajo de los profesionales que tiene a su cargo.

¿Cómo ha cambiado la vida de un médico de deporte profesional? De curar lesiones a prevenir contagios…

Nos sigue preocupando la prevención de las lesiones. Las condiciones de seguridad son máximas. Pero lo de prevenir lesiones es más difícil de controlar. Sabemos que, por los lockdown que se dieron en la NFL y en la NBA, el retorno a la competición vendrá con lesiones. Es importante prepararse bien para esto.

¿Cómo han tratado el aspecto mental de los jugadores en el confinamiento? Jugadores que vivían solos, lejos de sus familias…

Ha sido difícil. Los jugadores que estaban solos en casa, era una dificultad añadida. Además, no había horizonte pero había que estar preparados porque la competición podía volver en cualquier momento. Las reuniones telemáticas, en este sentido, han sido muy importantes.

¿El protocolo es más fácil cumplir por las instalaciones de L'Alqueria?

Ahora lo que hacemos es prevenir el contagio y por otro lado evaluar y volver a poner en forma a los jugadores. L'Alqueria, con sus instalaciones, nos ha facilitado la labor. Hemos podido disponer de una cancha y un vestuario por jugador. Y el factor humano es importante.

¿Qué tipo de test han hecho a los jugadores?

Hemos querido ser muy respetuosos con las autoridades. No hemos hecho las PCR de momento. Hicimos test serológicos ya que de momento los entrenamientos son individuales. Esta es una de las condiciones que establece el CSD.

¿Se le ha recomendado a los jugadores que no pueden salir a comprar, a la farmacia…?

Hacemos mucho hincapié. De hecho, hay un póster en la salida de L'Alqueria con ello. No tiene sentido esforzarnos con un protocolo exhaustivo en los entrenamientos y que luego ellos, en casa, no tomen interés en las medidas higiénicas y en el distanciamiento.

¿Cómo trabajan los fisios?

Varía según las fases. En su fase inicial, existe contacto mínimo. Sólo para urgencias o casos esenciales, extremando las medidas. El protocolo permite más contacto en fases posteriores.

¿Cuál es la fórmula para aproximarse al riesgo cero?

El riesgo cero no va a existir. Pero tenemos que tender al riesgo cero. Intentamos hacerles ver a los jugadores que no van a estar más controlados y mejor desde el punto de vista médico que aquí.

¿En un deporte tan de contacto como el baloncesto, existe un mayor riesgo de contagios?

No es tan fácil que se dé un contagio tan masivo. Si eso fuera así, estaríamos todos con anticuerpos. Un mero contacto no supone adquirir la infección. En cualquier caso, el protocolo de la Bundesliga es correcto. Si hay positivo, lo aislamos, y se testa al resto del equipo. Y si están sanos, siguen compitiendo.

¿Ha notado miedo en los jugadores?

Hay de todo. Todo el mundo ha tenido algún familiar o ha conocido a alguien que lo ha pasado. Eso asusta y está claro que hay temor. Pero los jugadores tienen ganas de competir. Es verdad que hay algunos que están con mucho temor. En la NBA la situación es parecida. Un 70% querían volver y el resto no. Es una de las dificultades que se nos presentan: el temor de los jugadores. Lo solucionamos transmitiendo información veraz, explicando que hay muchos bulos, insistiendo en las medidas de higiene... Además, el liderazgo del mecenas, Juan Roig, que está con las ideas muy claras, nos ha ayudado y nos ha dado un ejemplo a todos.