BOSTON CELTICS

Tatum admite que no quería ser drafteado por los Celtics en 2017

La ahora estrella de Boston tenía reticencias pese a que claramente estaban apostando por él. No sabía si podría jugar mucho, "pero funcionó".

0
Jayson Tatum
Kathryn Riley AFP

Jayson Tatum es el jugador-franquicia de los Celtics y desde el momento en el que empezó con el equipo verde ha cogido la responsabilidad que le suponía. Lo que muchos aficionados que le idolatran cuando van a verle al TD Garden desconocían es que la idea de Tatum antes de llegar a la NBA era bien distinta... 

En el podcast All The Smoke, que presentan Matt Barnes y Stephen Jackson, Tatum ha contado cómo fueron su previa del Draft 2017 y cómo pudo haber cambiado todo. 

En 2017 los Celtics tenían el número 1, pero lo traspasaron a los Sixers por la confianza que precisamente habían depositado en Tatum. Estaba claro que Markelle Fultz sería el 1º elegido si se hacía el canje y Danny Ainge tenía buenas referencias de Tatum, así que con el cambio ganaron una elección extra. Pero el jugador era el que no estaba convencido. Ese año habían llegado a las finales de conferencia ante los Cavaliers de LeBron James y la plantilla ya era de calidad, por lo que Tatum infirió que podría jugar menos de lo que debería para ser una elección tan alta. No fue así, pero en su cabeza rondó la idea.

Tanto es así que fue Mike Krzyzewski, el mítico entrenador de Duke y que le dirigió aquel año, fue el que le convenció para hacer un entrenamiento privado en Boston. Lonzo Ball se iría a los Lakers, que tenían la 2ª elección, y Tatum caería, por lo que su idea era que le escogiera Phoenix Suns, que era el 4º en discordia. Por eso intentó evitar a los Celtics, porque -y más en su posición- había competencia: quería priorizar su crecimiento personal a ganar. 

"Al final ha funcionado bastante bien. He disfrutado mucho estando en Boston. Jugar en el Garden es algo único y los aficionados son increíbles. Es una locura eso de mirar hacia arriba y ver los 17 campeonatos y pensar en todos los grandes jugadores que vinieron antes que yo", dijo. 

El 4º del Draft 2017 fue Josh Jackson, cuya carrera en la NBA ha ido en claro declive e incluso ha sido castigado por los Grizzlies con una estancia en la G-League esta temporada por mal rendimiento.