NBA | CORONAVIRUS

La anéctoda de Nowitzki con sus hijos que resume la cuarentena

El alemán, como la mayoría de la población mundial, se encuentra confinado en casa por culpa del coronavirus: "Esto es mucho más difícil de lo que uno cree".

Dirk Nowitzki, ex jugador alemán de los Dallas Mavericks de la NBA
TOM PENNINGTON AFP

El ex jugador alemán de baloncesto Dirk Nowitzki está ocupado haciendo de profesor de sus hijos a causa de la crisis que provocó la pandemia de coronavirus, según declaraciones realizadas a Fox Sports Southwest.

"Esto es mucho más difícil de lo que uno cree. Consume mucho tiempo,se necesita mucha paciencia. No es fácil, pero es agradable pasar tiempocon ellos en casa", afirmó el jugador de 41 años. "Para los niños esdifícil no tener su rutina, no poder jugar con sus amigos ni ir a la escuela", acotó.

En el estado estadounidense de Texas, las escuelas y otras instituciones permanecen cerradas debido a la propagación del coronavirus. Nowitzki y su esposa Jessica tienen tres hijos: Malaika (6), Max (5)y Morris (3).

La estrella de los Dallas Mavericks de la NBA comentó que su familiase encuentra bien. "Estos son tiempos muy difíciles y sin precedentes", señaló, a la vez que agregó que tiene también contacto casi a diariocon sus parientes y amigos en Alemania, los que también están bien. "Mis padres son mayores y tienen problemas de salud. Por supuesto,realmente me preocupo por mucha gente. Espero que todos lo superen bien para que podamos dejar esto atrás", auguró.

El jueves se cumplió un año de su último partido en casa para los Dallas Mavericks y Nowitzki agradeció por Twitter a todos por los buenosdeseos que le hicieron llegar. "Apenas puedo creer que ya haya pasado un año", tuiteó y colgó unafoto que lo muestra iluminado en el oscuro campo de juego en Dallas.

"En días como estos, definitivamente lo extraño más. Gracias por el afecto", escribió el mejor jugador alemán de baloncesto de la historia. Después del último partido en casa de los Mavericks, Nowitzki anunció el fin de su carrera, tras haber jugado 21 años para el equipo en la NBA.