CORONAVIRUS

Los Sixers rectifican tras la crítica: no habrá recorte salarial

Los Sixers rectifican tras las críticas y sí pagarán a su personal: "Tras escuchar a los jugadores, está claro que tomamos la decisión equivocada".

Elton Brand
David Dow GETTY IMAGES

Las consecuencias económicas del parón de las ligas de baloncesto todavía está en fase explorativa, no se han podido medir todas al igual que no se puede saber cuándo se podrá volver a una relativa normalidad... El coronavirus continúa su expansión, la curva de positivos no se ha frenado sino que sigue en aumento, y muchas actividades continúan en suspenso. En Estados Unidos, al igual que en Europa, está siendo así. Los salarios son un caballo de batalla importante y en la NBA también se discute.

Los jugadores tienen asegurado el pago del 1 de abril, pero no el siguiente. Ya, si hablamos de los demás empleados de las franquicias, abrimos más el abanico del problema. Algunos tendrán que afrontar esta situación excepcional con recortes debido al frenazo de la actividad. Ni hablar, como colofón, de la gente que trabaja de forma intermitente en los pabellones para los partidos, los que serán ayudados por franquicias y jugadores pese a que no dependen de ellos. 

Uno de los primeros equipos en querer recortar los salario de sus trabajadores ha sido Philadelphia 76ers. En realidad la propuesta era de la empresa dueña del equipo, Harris Blitzer Sports & Entertainment, que también engloba a los Devils de la NHL. Así lo ha anunciaba Scott O'Neil, el consejero delegado de la empresa, a los empleados, algo que había destapado Marc Stein en The New York Times. Los empleados a tiempo completo debían renunciar hasta a un 20% de su sueldo si cobran 50.000 dólares o más al año, y altos ejecutivos como Elton Brand, el mánager general, iban a dar ejemplo pese a que no estaban incluidos en el grupo, pero la decisión fue altamente criticada en la ciudad (con Joel Embiid anunciando una donación para hacer constar su disconformidad) y fue retirada a las pocas horas. 

"Está claro que ha sido una decisión equivocada. A los aficionados y a los empleados, perdón por interpretar mal la situación", dijo Josh Harris, el máximo accionista.