NBA | BROOKLYN NETS

Kyrie Irving estaba "amargado" con Atkinson en el banquillo

Fuentes de la Liga han asegurado que el base pedía a Tyron Lue para la próxima temporada y que Atkinson tampoco quería entrenar ni a Irving ni a Durant.

Kyrie Irving estaba "amargado" con Atkinson en el banquillo

Las cosas se han precipitado en Brooklyn de forma inesperada con la destitución, o "rescisión de contrato de mutuo acuerdo", de Kenny Atkinson. Los Nets, que no han podido contar con Kevin Durant durante toda la temporada y que tampoco lo va a hacer con Kyrie Irving para lo que resto de curso, estaba rindiendo por debajo de lo esperado y tiene un récord de 28-34, seis victorias menos que a estas alturas hace un año, lo que le coloca séptimo del Este, bastante lejos de los seis grandes. Pero ayer, en la rueda de prensa que dio Sean Marks, general manager de la franquicia, para comunicar la decisión, no se refirió en ningún momento al balance del equipo como razón para destituir a Atkinson. En cambio, según él, que el equipo necesitaba "una nueva voz" para ayudarles a dar un paso adelante.

¿Por qué Atkinson, la persona que sacó adelante un proyecto perdido dándole carácter de seriedad, no era el adecuado? ¿Acaso no ha sido él uno de los culpables de crear un ambiente atractivo para que Kyrie Irving y Kevin Durant se decidiesen por los Nets en la pasada agencia libre? El propio Durant confirmaba entonces que Atkinson había sido una de las razones por las que había elegido Brooklyn como su nueva casa. ¿Qué ha pasado entonces? Desde el primer momento el nombre de Irving estuvo en el centro de la diana. Se recordaron en seguida sus problemas en anteriores franquicias, sobre todo en Boston, donde no acabó con un buena relación con las jóvenes estrellas del equipo, con el cuerpo técnico, con la afición y con la institución en general. Y según las últimas informaciones que llegan desde Estados Unidos, el tiro no parecía estar mal orientado.

Ha sido Vicent Goodwill en Yahoo Sports el último en ofrecer algo de luz al tema del fin de semana y además de aportar nuevas pruebas sobre lo que se sospechaba acerca de Irving, ha abierto una nueva línea de pensamiento a respecto. En cuanto al base, dice que una fuente le ha asegurado que estaba "amargado" con Atkinson desde el primer momento. Y añade que quiere a Tyron Lue, que ahora trabaja como asistente en los Clippers, para ocupar el banquillo la próxima temporada. Lue e Irving coincidieron en los Cavs y ambos fueron campeones de la NBA en 2016, con aquel triple del base en el séptimo partido en Okland a menos de un minuto del final.

Pero según Goodwill puede que no toda la culpa de la marcha de Atkison sea de algunos jugadores. Según afirma el periodista, el propio entrenador habría ayudado a llegar a este desenlace "haciendo más fuerza incluso que la propia franquicia" para que esto sucediese. La razón sería que el técnico no tenía la más mínima intención de dirigir a la pareja Durant-Irving. Ese era un reto que no le motivaría en absoluto y por el que habría tomado la decisión de no seguir en su puesto. En cualquier caso, y como apuntaba Adrian Wojnarowski, Atkinson será uno de los técnicos más demandados para la próxima temporada, especialmente en equipos que quieran emprender una reconstrucción. Así mismo, el banquillo de los Nets también será uno de los más golosos el próximo verano.