1234T
EST 17 18 17 15 67
BAR 13 15 27 19 74

Finalizado

LIGA ENDESA | JORNADA 23

El Barça gana con lo mínimo al Movistar Estudiantes

Los azulgranas remataron a los colegiales en el último cuarto tras dormirse en los tres anteriores. Mirotic, sin hacer nada reseñable, 17 puntos y 26 de valoración.

El Barça continúa como líder de la Liga Endesa tras ganar al Movistar Estudiantes en el WiZink Center en un partido que nadie recordará por su belleza. Ni por su bombardeo ofensivo. Ni por nada agradable. Solo se recordará por ser una nueva victoria de los azulgrana, que en la ACB saben, son conscientes, que con diez minutos (o menos) es suficiente. La filosofía tiene sus riesgos, pero su efectividad está más que demostrada. Sobre todo, si tienes a Mirotic. El ala-pívot no hizo nada, absolutamente nada reseñable, y descerrajó al Estu 17 puntos. Además, capturó 5 rebotes y acumuló 26 de valoración. Los colegiales lucharon hasta donde sus fuerzas llegaron, controlando largas fases del encuentro, pero el mar al que se enfrentaron era demasiado grande y su barco, muy pequeño. Ahora, tras afrontar su particular Everest contra siete de los ocho clasificados para la Copa, llega el momento crucial, su Liga: Murcia, Fuenlabrada y Betis esperan en las próximas jornadas.

Zamora leyó maravillosamente la primera parte. Sus pupilos estuvieron mucho más agresivos que intensos de inicio para marcar territorio: seis faltas en menos de dos minutos sobre Tomic y Mirotic. No importaba. El plan era claro, apretar y cansar a un rival que llegaba de doble jornada de Euroliga y que el viernes tuvo que levantar 17 puntos en el Palau contra el Bayern Múnich. Muchos kilos en las piernas. Muchos minutos en las cabezas. De ahí Palacios y Sow en cancha. De ahí que las rotaciones fuera rápidas y constantes (Zamo utilizó a sus 12 jugadores). De ahí Sola en el quinteto titular. El canterano es un especialista defensivo pulido bajo las alas del actual entrenador estudiantil. No pierde su marca. Sigue el rastro de su presa. Primero fue Claver, luego Hanga y a continuación... cualquiera. Daba igual. El experimento funcionó y el Estu golpeó de arranque, con la dureza que te permite un enemigo como el Barça, claro: del 3-0 al 17-11 con Scrubb castigando desde el triple.

El daño sobre el físico culé estaba hecho y ahora tocaba reposar. Tirar de movimiento de balón, de inteligencia con las manos y anticipación en defensa y, sobre todo, de calma. Mucha tranquilidad en cada jugada para cocinar cada acción. Se mecía cada una ante la pasividad de un Barça al que no parecía importar mucho el duelo y que perdió a Delaney al descanso por lesión. Se movía a impulsos, por la calidad superlativa que hay en cada centímetro de su plantilla. A los colegiales sí les iba la vida en el choque y seguían su plan a la perfección: en la esquina siempre había un tirador y en la zona siempre un receptor libre. El balón iba de dentro a fuera, y la máxima colegial llegó tras un triple de Avramovic: 31-20. Mirotic solo sumaba 6 puntos y el Estu se iba por delante en el marcador (35-28) a pesar de secarse durante cinco minutos en anotación.

Los azulgrana encontraron el tope colegial solo aguantando. Recortando a cada paso un poquito la distancia. Castigando cada error rival en ataque y cada una de sus pérdidas. Sin correr, cuando quisieron, dieron varios latigazos que dejaron temblando a los madrileños. Nueve tantos de Mirotic y un 3+1 de Abrines dieron la vuelta al marcador a solo un minuto para cerrar el tercer cuarto (52-55). Las murallas estudiantiles se derrumbaron ahí. Los jugadores colegiales entraron en pánico y se saltaron las leyes de la primera parte: sin conexión colectiva, cada jugador decidió hacer la guerra por su cuenta.

Mal asunto. Mal día para mostrar músculo de manera individual. Jackson, al igual que en su debut, no encontró su ritmo en anotación (9, 2 de 14 en el lanzamiento) y Avramovic se apagó definitivamente en el último periodo con solo 3 de sus 18 tantos en esos 10 minutos finales. Scrubb trataba de dar algo de aire desde el perímetro y Arteaga (enorme y trabajado partido) se pegaba con todos en la zona. Pero nada. Pesic zanjó definitivamente el duelo desde la defensa sin Tomic, expulsado por cinco faltas y arrancándose la camisa como protesta. Con mucho físico, mucha insistencia no permitió ni a los penetradores ni a los tiradores madrileños ser felices. El Estudiantes solo pudo anotar 6 puntos en 9 minutos (del 52-57 al 58-66). Y en pleno intento de remontada, fue su sentencia de muerte.

Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
8 31 9 2 1 1 5 1 0 0 32% 4/5 1/8 1/6 4 2 3
23 22 9 2 1 1 1 3 0 0 38% 3/4 0/3 2/6 2 3 0
3 16 3 3 0 3 0 0 0 0 17% 0/0 0/2 1/4 0 5 -5 -
1 15 6 3 0 3 3 1 0 0 100% 0/0 0/0 2/2 2 2 11
13 3 0 0 0 0 0 1 0 0 0% 0/0 0/0 0/1 0 0 -2 s.c.
44 29 18 7 3 4 1 3 3 0 50% 2/2 2/7 4/7 4 4 18
77 23 14 8 2 6 0 0 1 2 62% 2/2 6/11 0/0 3 4 19
5 18 0 0 0 0 2 0 2 0 0% 0/0 0/0 0/3 1 1 1
9 14 3 3 0 3 0 1 2 0 33% 0/0 0/1 1/2 1 5 1 -
2 13 5 3 1 2 1 1 0 0 40% 0/0 1/1 1/4 0 1 4 -
0 4 0 0 0 0 1 0 0 0 0% 0/0 0/1 0/0 0 0 0 s.c.
4 3 0 0 0 0 0 1 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 2 -3 s.c.
Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
21 25 7 4 0 4 0 1 0 0 57% 2/3 1/2 1/2 2 4 5
18 22 4 9 2 7 0 1 0 0 29% 1/4 0/0 1/3 2 0 9
24 19 11 2 0 2 3 1 0 0 64% 5/6 0/1 2/4 2 0 13
0 17 4 1 0 1 0 3 0 0 33% 2/3 1/5 0/1 3 1 -2 -
23 9 2 1 0 1 1 1 1 0 40% 2/2 0/0 0/3 2 2 1
33 26 17 5 2 3 0 0 3 1 75% 8/8 3/6 1/2 6 1 26
22 24 12 2 0 2 3 4 1 0 71% 8/8 2/5 0/1 6 3 13
8 21 14 9 3 6 2 3 1 1 60% 0/0 4/6 2/4 1 1 20
44 15 0 2 1 1 1 1 0 0 0% 0/2 0/1 0/1 2 5 -6 -
30 12 2 0 0 0 1 1 0 0 100% 0/0 1/1 0/0 0 1 1 -
5 11 1 3 0 3 4 1 1 0 33% 1/2 0/0 0/1 3 0 9
10 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0