NEW ORLEANS PELICANS

El regalo de Zion Williamson a sus compañeros para hacer piña

El novato de los Pelicans, pese a que no lleva ni veinte partidos jugados en la NBA, obsequia a la plantilla para ganarse el favor de los otros jugadores.

Zion Williamson
Kyle Terada USA TODAY SPORTS

Los Pelicans están intentando, ya con muchas dificultades, entrar en las posiciones de playoffs por la Conferencia Oeste. Es una empresa complicada en la que tienen a su lado a veteranos como los Spurs que están viéndose fuera o a otra escuadra joven como la de los Grizzlies con muchas más posibilidades que ellos de meterse.

Temporada de reconstrucción rápida ésta de los Pelicans. La llegada de Lonzo Ball, Brandon Ingram y Josh Hart procedentes de los Lakers unidos a fichajes como los de Redick o Melli o la permanencia de Jrue Holiday han dado a los Gentry un nuevo aire, pero el cambio sin duda se llama Zion Williamson. El novato de Salisbury (Maryland), en muy pocos partidos, ha tirado la puerta abajo y ha elevado el nivel bastante en lo que estaba siendo una campaña un tanto decepcionante hasta su debut. Es por ello que el jugador quiere imprimir un poco más de carácter. Ya es el líder de vestuario de esta franquicia, no sólo de cara al exterior, por lo que quiere ganarse el favor de sus compañeros como santo y seña de la franquicia.

Usualmente se suele tratar a los novatos, en la NBA y fuera de ella, con algo de gracia: pagar cenas, gastarle alguna broma absurda, etc. En esta ocasión se ha dado la vuelta a la tortilla. Williamson ha querido tener un detalle con la plantilla de los Pelicans que ha descubierto Chris Haynes, periodista de Yahoo. Zion le ha regalado a cada uno de los miembros del plantel de los Pelicans unos auriculares de la marca Beats, la que ha hecho multimillonario al rapero Dr. Dre, con los colores de la equipación que coincide con los del Mardi Gras, el carnaval de Nueva Orleans

Algunos, como Ingram, vacilaron con el presente: "Ha sido una sorpresa, algo inesperado. Pero joder, para él... que se estará llevando como 150 putos millones de dólares... Ya hablando en serio, es muy guay. Todos los chicos jóvenes que estamos en el equipo vamos de la mano y cosas como éstas ayudan". El propio Zion declaró tras conocer la reacción de los compañeros: "Pensé que sería un buen regalo. Lo que me gusta es que lo disfruten y me congratulo de que les haya gustado".