NBA | WARRIORS 105 - ROCKETS 135

Los Rockets vencen con soltura, 25 triples y una bronca absurda

El equipo de Houston vuelve del parón de la NBA con buenas sensaciones, llevando el estilo hasta el extremo y ganando en casa de los Warriors.

Russell Westbrook
Noah Graham GETTY IMAGES

Los Rockets consiguen una nueva victoria, la 35ª de la temporada, y lo hacen dando buenas sensaciones y a la espera de que se haga oficial uno de los dos fichajes que han cerrado. El estilo agresivo y sin vuelta atrás que están proponiendo para atacar de nuevo la lucha por el Anillo, sin jugadores muy altos, resultó certero en el Chase Center de San Francisco ante los todavía vigentes subcampeones de la NBA. Los descafeinados Warriors se llevaron una tunda bastante seria y vuelven a dejar la impresión de que esta temporada se acabó para ellos hace mucho tiempo

Esta vez tocó mostrar la puntería desde la línea de triples. Anotaron hasta 25 los de D'Antoni y con un tremendo acierto, no tirando por tirar (como en otras ocasiones): 51%, unido a que en los tiros de dos también superaron ese porcentaje. Impolutos a la hora de ver aro, era momento de ver la versión más económica de P.J. Tucker, a Robert Covington ya bastante suelto con este estilo que le va tan al pelo y a Jeff Green, la última incorporación, intentando ganar un contrato hasta el final de curso. 

Absurdo fue que con 88-123 y con seis minutos por jugarse de un partido ya comatoso Russell Westbrook se viera envuelto en una bronca que le llevó de cabeza al vestuario al acumular una segunda técnica. Un golpe que Lee exageró y el meterse después con los demás jugadores del equipo rival es lo que tiene que evitar el '0', que empañó un partido eficiente (21 puntos y 10 asistencias) con una situación que podía haber evitado. Su compañero de fechorías, ya hablando en positivo, James Harden, fue el máximo anotador del encuentro con 29 puntos

Los Rockets intentan, pese a que todavía deben engrasar más la maquinaria, ir a por el puesto de cabeza de serie que ahora mismo tiene a una victoria de distancia.