NBA | ZION WILLIAMSON

Ni Jordan ni Shaq: el inicio para la historia de Zion Williamson

El jugador de los Pelicans ha tardado en debutar, pero su inicio ya está por encima de leyendas de la NBA como Jordan o Shaq. El futuro, en manos de Zion.

Zion Williamson, durante el partido de la NBA que ha enfrentado a los Portland Trail Blazers y a los New Orleans Pelicans
Derick E. Hingle USA TODAY Sports

Zion Williamson causa sensación. Ha tardado 5 meses en debutar y ha cumplido con creces la expectacion generada siendo uno de los mejores de su equipo y teniendo un inicio para la historia. Al menos, eso dicen las estadísticas. Después de protagonizar 3 minutos verdaderamente eléctricos en su debut, el ala-pívot no ha hecho más que mejorar sus estadísticas noche tras noche hasta los 31 puntos conseguidos ante los Blazers en el último encuentro (con 9 rebotes y 5 asistencias), consiguiendo los Pelicans una victoria verdaderamente útil para la lucha contra los playoffs en la que todavía se encuentran inmersos. 

No lo tienen nada fácil. Los de Alvin Gentry están a cuatro victorias y media de un octavo puesto que ocupan los Memphis Grizzlies, que están defendiendo la última posición que da acceso a los playoffs con una inopinada fortaleza. Esta no es la única dificultad para los Pelicans, que además tienen por delante a los Blazers y los Spurs, dos equipos correosos y con experiencia a los que les puede beneficiar que la pelea se alargue. Precisamente por eso, la victoria contra Portland es tan importante y puede ser incluso clave dentro de unos meses.

Eso sí, con Zion todo es posible. Ante los Blazers firmó su mejor anotación desde que llegara a la NBA y superó por primera vez la treintena, con un excelente 10 de 17 en tiros de campo y 11 de 14 en tiros libres. Williamson promedia 21 puntos por partido en sus primeros 9 duelos como profesional, habiendo superado la veintena en 7 de esos encuentros, lo que le coloca al lado de otros nombres históricos: Shaquille O'Neal y Grant Hill son los dos únicos jugadores en los últimos 30 años que han logrado superar los 20 tantos en 7 de sus primeros 10 choques. 

No se queda ahí la cosa, ya que Zion es uno de los cuatro únicos jugadores que han convertido 14 o más puntos en los últios 40 años. El último en conseguirlo fue Dikembe Mutombo (1991-92), mientras que en la década anterior lo hicieron Pat Ewing, leyenda de los Knicks... y Michael Jordan. Casi nada para el ala-pívot, que está teniendo un inicio de ensueño y completa su promedio en puntos con 7,7 reboters, 2,3 asistencias, un 58% en tiros de campo y un 40 en triples. Estadísticas extraordinarias que han llevado a los Pelicans a ganar 6 de los últimos 10 partidos (5 de los 9 que ha disputado él) y a seguir soñando con los playoffs. 

De una forma u otra, aunque los Pelicans no alcancen la fase final tienen claramente el futuro asegurado. Con dos piezas que ya han intentado intercambiar (JJ Redick y Jrue Holiday) y que pueden ser útiles también dentro del equipo, completan a Zion con un Lonzo en progresión y un Brandon Ingram que está va a disputar su primer All Star en Chicago. Casi nada para un jugador al que si le respetan las lesiones puede convertirse en una auténtica estrella. El futuro de la NBA está en sus manos. Y son unas manos muy grandes