EUROLIGA | 19ª JORNADA

El Kirolbet Baskonia no endereza el rumbo en Rusia

El equipo alavés cayó en San Petersburgo ante el Zenit: quinta derrota en los últimos seis partidos. Will Thomas (19 puntos y 27 de valoración), demasiado para el Baskonia.

Jugar contra el Zenit supone ver caras familiares casi más que en tu propio equipo. Plaza de entrenador con dos ayudantes ex baskonistas: Samaniego y Riera. Jugadores como Renfroe o Iverson también estuvieron en la franquicia vitoriana y Ponitka, Abromaitis o Albicy son viejos conocidos de la Liga ACB. Los de San Petersburgo jugaron un poco al despiste en la previa y dejaron caer que Ayón y Renfroe no llegaban al choque pero, al final, los que no se vistieron de corto fueron Ponkrashov y Khvostov. Zubkov sale de una lesión de tres meses y aún no está al 100 %. Él dice que, más o menos, al 70. Es amigo íntimo de Janning porque coincidieron los dos en el Lokomotiv Kuban en la 2016-17 y se ve que hicieron buenas migas.

El Baskonia volvió a comenzar mal el choque (12-4, min. 5) a pesar de que el montenegrino había pedido en la previa concentración e intensidad desde los compases iniciales. El primer cuarto terminó con un marcador de 23-16 y una seria diferencia en rebotes (7/3 favorable a los rusos). Voronov y, sobre todo, Ponitka, hacían mucho daño. Zenit llegó a estar 12 arriba con el 28-16 pero luego encajó un parcial de 0-10 y Kirolbet se puso a tan sólo 2 puntos de diferencia. Para entonces, superado el ecuador del segundo cuarto, ya llevaba 10 pérdidas. Al descanso, 39-31 y malas sensaciones.

El equipo eslavo sólo había ganado hasta ahora al Asvel en casa. El resto de victorias las había cosechado fuera ante Olympiacos, Zalgiris, Fenerbahçe y Khimki. Su balance general era de 5 victorias y 13 derrotas y afrontaba el choque con el peor balance de la competición como local y siendo el farolillo rojo. En la VTB tampoco está para echar cohetes porque tiene 6 victorias y otras tantas derrotas y se encuentra en mitad de la tabla.

El Zenit volvió a ponerse 12 arriba al comienzo de la tercera entrega. El partido entró en un fase de carrusel de pérdidas de los dos equipos. Los de Ivanovic tuvieron la virtud de ir remontando (45-43, min. 26) pero nunca llegó a ponerse por delante. Shengelia y Stauskas se convirtieron en los principales artilleros. El montenegrino prescindió de Sergi García, que tiene molestias en los isquios, y tiró de Henry que jugó una minutada. Al final del tercer cuarto, Zenit llevaba 17 balones perdidos y los vitorianos, 15. Los rusos se las prometían muy felices a falta de 10 minutos para terminar el compromiso pero tuvieron que sufrir lo indecible. Los vascos se pusieron por delante con el 61-63 y llegaron empatados a 65 en los últimos 60 segundos. Fue cuando cometieron fallos incomprensibles en pases malogrados, canastas no convertidas y defensas poco efectivas. Zubkov y Thomas remataron la faena desde el tiro libre.