LIGA ENDESA | 17ª JORNADA | HERBALIFE GRAN CANARIA 69-KIROLBET BASKONIA 85

El Baskonia devora a un fracasado Gran Canaria

Los pupilos de Ivanovic, liderados por Henry y Diop, reventaron el partido en el tercer cuarto. Decepción insular: adiós a la Copa del Rey, primer objetivo del curso.

Sin paliativos, el Herbalife Gran Canaria acaba de confirmar su primer fracaso del curso, diciendo adiós a la Copa del Rey, primer e ineludible objetivo de la temporada. Hoy fue un desastre de equipo. En el día más importante, fue devorado por un hambriento Baskonia, auténtico torbellino especialmente en el segundo tiempo, viendo por fin la luz en su irregular temporada.

El primer tiempo, cuanto menos el cuarto inicial, fue precioso para el espectador, motivante para los jugadores y desquiciante para los entrenadores. Ocurre que los aros rivales se veían como una piscina olímpica, canastas de todo tipo en ambos lados de la cancha. La defensa, si eso, en otro momento. Rápidamente se puso el Gran Canaria arriba, con sendos triples de Rabaseda y Shurna que dejaban un lustroso 17-7 en el marcador tras un parcial de 8-0, obligando a Dusko Ivanovic a parar el partido.

Despacito y con buena letra, se vino la reacción del Baskonia. Comandado por Shields y Eric, el conjunto vitoriano se vino arriba para equilibrar las fuerzas tras un 0-7 (24-20). Definitivamente, los visitantes estaban dentro del partido al final del primer periodo: 28-25.

Frente al gigante Fall, tenía Bouroussis que hacer acopio de su tremenda inteligencia. Así, el gigante griego enchufó dos triples seguidos que volvieron a distanciar peligrosamente al Gran Canaria, 34-27. Ocurre que no pasar el Baskonia por ser un equipo que se desespere cuando vienen mal dadas, al menos esta mañana. Bien es cierto que otro triple de Rabaseda mantenía la diferencia, 39-31, pero también lo fue que Henry se hizo con el timón del partido y que Janning ajustició desde el 6,75 para equilibrar el marcador, 40-39, misma diferencia entre ambos equipos que la existente al final de la primera parte: 44-43.

Al poco de comenzar el segundo acto, una antideportiva de Cook sobre Henry fue el impulso definitivo para el equipo alavés. El base empató a 47 desde el tiro libre, y desde el entonces el partido fue de los suyos. Un triple de Stauskas para el 47-50 supuso además la primera ventaja baskonista desde el lejanísimo 4-5, y entre el lituano, Eric y Henry, el mejor en ambos lados de la cancha, empezaban a marcar territorio: 51-60. Acto seguido, un sobrado mate en contrataque de Fall le dio el primer +10 a los suyos: 53-64.

La música de viento empezó a hacer acto de presencia en el Gran Canaria Arena, y se hizo especialmente notoria en el epílogo de un tercer cuarto que se cerró con un triple esquinado de Shields, 55-68, tras una excelente circulación de balón.

El último cuarto y muchos minutos del anterior dejaron al aire las vergüenzas del Herbalife, naufragio momentáneo del proyecto. Un equipo deprimido, incapaz, totalmente devorado por el intenso Baskonia, que poco a poco ve la luz con Ivanovic en el banquillo. Para empezar, los pupilos del entrenador montenegrino lograron un parcial de 0-11, 55-79, con Diop haciéndose cada vez más grande ante sus diminutos rivales.

El partido había muerto, como el alma del Gran Canaria, que por supuesto se quedó sin Copa del Rey, fracaso para un club donde la autocrítica no se concibe. Mientras, el Baskonia completó su mejor partido de la temporada. El 72-89 final, puro maquillaje.