PHOENIX SUNS

Ricky Rubio, lesionado en el partido ante los Lakers

El internacional español tuvo que retirarse a vestuarios a 4:09 para acabar el duelo contra los angelinos por un problema en la rodilla derecha.

Ricky Rubio no pudo finalizar el partido del Staples Center que enfrentó a sus Phoenix Suns con Los Angeles Lakers. El duelo finalizó con victoria para los angelinos. El internacional español tuvo que retirarse a vestuarios a falta de 4:09 para cerrar el encuentro por culpa de la cadera derecha. El base se marchó por su propio pie, pero entre visibles gestos del dolor. Se desconoce por el momento el alcance de la lesión. "No sé si podré jugar el próximo partido", señaló el jugador en vestuarios (ESPN).

El jugador de los Suns sufrió el problema físico en una acción defensiva. Durante el marcaje a Avery Bradley en la parte inferior derecha de su campo, Rubio trató de seguir a su par, sin embargo la pierna izquierda resbaló y la izquierda quedó enganchada, abriéndose de piernas. Cayó fulminado al suelo. Tuvo que irse del partido de manera inmediata. Se baraja con que el resbalón fue consecuencia de no secar esa zona tras una caída previa de Anthony Davis instantes antes.

La lesión de Ricky Rubio

Recuerdo de 2012

No es la primera ocasión en la que Rubio se lesiona contra los Lakers. En marzo de 2012, el español sufrió una torcedura de rodilla en plena acción defensiva sobre Kobe Bryant cuando vestía la camiseta de Minnesota Timberwolves. Ricky, en su año de rookie, no pudo jugar de nuevo esa temporada. Esta nueva lesión llega en el peor posible: el MVP del último Mundial estaba cuajando su mejor curso desde que aterrizó en la NBA en 2011: promedia 14,2 puntos y 9,3 asistencias por partido, sus máximos de siempre en Estados Unidos.