NBA

David Stern, el padre de la NBA moderna, muere a los 77 años

El excomisionado estuvo 30 años, desde 1984 hasta 2014, a cargo de la liga norteamericana de baloncesto. Ha fallecido tras un derrame cerebral.

David Stern
Ronald Martinez AFP

La NBA ha anunciado en este Día de Año Nuevo mediante un comunicado oficial la muerte a los 77 años del abogado neoyorquino David Stern, el comisionado con el que la liga cambió durante el final del siglo XX y el inicio del XXI. Stern llevaba fuera de la NBA desde el año 2014, cuando Adam Silver cogió el testigo como figura directiva más importante de la Liga, tras 30 años en ese mismo cargo. 

David Stern fue el cuarto comisionado de la historia de la NBA tras Maurice Podoloff, James Walter Kennedy y Larry O'Brien, el que da nombre al trofeo de campeón.

Stern había sido ingresado en un hospital tras un derrame cerebral el pasado mes de diciembre y ahora es la propia Liga la que confirma la fatal noticia

Durante su liderazgo la NBA llegó al estrellato gracias a LeBron James, Larry Bird o Kobe Bryant y muchos otros y sorteando obstáculos como las retiradas de Michael Jordan, la pelea del Palace of Auburn Hills que puso a la Liga en el disparadero y otras situaciones difíciles con las que supo convivir. Fue el gran impulsor de la liga norteamericana más allá de las fronteras con las que convivía, aumentando ingresos económicos, abriendo oficinas en lugares estratégicos de todo el mundo y ampliando el número de franquicias en hasta siete (y con seis cambios más). 

Silver: "Uno de los más influyentes de su generación"

"Ha sido mi mentor y uno de mis mejores amigos. Como cualquier leyenda de la NBA tenía muchas habilidades, pero destaco su preparación, su atención por el detalle y su duro trabajo. Gracias a David la NBA es una marca global, y eso no solo le hace el mejor comisionado de la historia del deporte sino uno de los hombres de negocios más influyentes de su generación. Todos los miembros de la NBA se han beneficiado de su visión, generosidad e inspiración", escribe Adam Silver, el actual mandamás de la NBA, en el comunicado de la Liga ha emitido públicamente. 

David Stern y un legado de película 

Stern llegó a la NBA después de la agrupación de la NBA con la ABA, la liga más fuerte con la que competía hasta 1976. Tras ello tocó una larga labor de relocalización y posicionamiento en la que jugó un papel crucial. Antes había sido abogado, comenzando a ayudar a la NBA tras una demanda de Oscar Robertson, y consejero (externo y después interno) tras comprobarse su valía para este oficio. 

La NBA cambió de cara cuando Stern se hizo con las riendas en 1984. La concepción internacional de la liga llegó con él, no sólo acercando el baloncesto norteamericano a países europeos, asiáticos o africanos mediante partidos in situ sino con otro tipo de iniciativas más propias de una liga local que de una externa. Los registros monetarios alcanzaron cotas muy importantes dentro de Estados Unidos gracias a los datos de merchandising y a la firma de lucrativos contratos de televisión. El propio desarrollo de los acontecimientos llevó a la creación de la WNBA (liga femenina) y la D-League (liga de desarrollo). Otro detalle a destacar fue el remozado estilo del draft, al que se le dio un aspecto novedoso desde el primer año de su mandato añadiendo una lotería para hacerlo más atractivo y darle más peso en el futuro de la Liga. 

Stern puede llegar a la memoria de muchos aficionados por casos aislados como el VIH de 'Magic', la polémica con el juego de Jordan, las sanciones como correctivo, la sobreprotección de una franquicia (Hornets/Pelicans) tras el Huracán Katrina con un traspaso vetado (y Chris Paul y Pau Gasol en medio), pero su lista de deseos cumplidos va mucho más allá de cualquier mera anécdota. Pionero y renovador.