NEW ORLEANS PELICANS

El debut de Zion Williamson, para mediados de diciembre

El pívot de New Orleans Pelicans se operó antes de comenzar la temporada de un desgarro en el menisco lateral derecho. Se ha perdido ya 15 partidos.

Zion Williamson, durante un partido de New Orleans Pelicans.
Steve Mitchell USA TODAY Sports

Zion Williamson estaría muy cerca de debutar en la NBA, según Reggie Miller y David Griffin. “Un pajarito me ha dicho que su rehabilitación está cumpliendo todos los plazos y que volverá, con total seguridad, a mediados de diciembre", aseguró el ex de Indiana Pacers, ahora comentarista para la TNT, durante la retransmisión del partido entre los de Luisiana y Phoenix. “Está en fecha, progresando como esperábamos”, dijo el vicepresidente de operaciones de la franquicia a ESPN Radio.

El rookie, número uno del último draft, se operó antes de comenzar el curso de un desgarro en el menisco lateral derecho. El tiempo de baja se estimó entre seis y ocho semanas. Un golpe directo a la NBA, que había puesto toda su maquinaria promocional alrededor del novato más mediático desde LeBron James. La fe en Williamson era tan grande que la Liga colocó a los Pelicans en el partido inaugural de la temporada contra los campeones, los Toronto Raptors.

New Orleans, por su parte, ha sabido capear bastante bien el temporal. El equipo de Alvin Gentry se encuentra en 10ª posición con un balance de 6 victorias y de 9 derrotas. Está a un partido y medio de la frontera de los playoffs, vigilada en estos instantes por Phoenix Suns, octavo clasificado. Ha ganado los últimos tres partidos con un Brandon Ingram majestuoso en dos de ellos con 21 y 28 puntos frente a Portland y Phoenix, respectivamente. El alero es el líder en anotación (25,6) del equipo en lo que llevamos de curso. Además, ocupa la segunda posición en el rebote (7,4) y la tercera en asistencias (4,1) y en porcentaje de tres (45%).

Zion Williamson: 1,98 metros y 129 kilos

El currículum de Zion con las lesiones no muestra nada preocupante. En Duke, solo sufrió una de cierta gravedad en la rodilla (esguince), aunque se produjo de manera desafortunada cuando le estalló una zapatilla y le tuvo de baja durante tres semanas. A pesar de eso, muchas voces subrayan la necesidad de que baje de peso para evitar problemas futuros. El pívot no llega a los dos metros (1,98) y se acerca a los 130 kilos (129). Su físico recuerda más al de un jugador de la NFL (fútbol americano) que a uno de la NBA... y ahí está la grandeza de Williamson: su físico antinatural no le impide ser un atleta brillante tanto en la carrera como en el salto en vertical. Ese el futuro de la Liga.