HEAT 112-HAWKS 97

Debut de Jimmy Butler, lesión de Trae Young y explosión de Herro

Los Heat ganan con autoridad a los Hawks, que se quedaron sin Trae por una lesión de tobillo. El rookie Tyler Herro anotó 19 puntos en el segundo cuarto.

Después de tres partidos de ausencia por el nacimiento de su hija, Jimmy Butler debutó con Miami Heat, el equipo que eligió para ser macho alfa en lugar de los poderosos Sixers y ya su cuarta camiseta en la NBA, donde ha evolucionado de pick tardío de draft a súper estrella en una carrera de más de ocho años. Para la franquicia de Florida, y para Erik Spoelstra, el alero es la inyección de polvo de estrellas que había faltado desde la salida de LeBron James, si se descuenta la cabalgada final de Dwyane Wade, ya lejos de su versión supersónica en su última etapa en la franquicia que acabó personificando. Butler jugó bien (21 puntos, 5 rebotes) y los Heat se impusieron a Atlanta Hawks (112-97) con autoridad y en un partido marcado por la lesión de Trae Young y la combustión de Tyler Herro.

Trae, una de las sensaciones del inicio de temporada y el primer Jugador de la Semana en el Este, cayó sobre el pie de Justise Winslow cuando apenas se habían jugado tres minutos del segundo cuarto y se torció un tobillo. Las primeras pruebas descartaron una lesión de gravedad pero a priori el base sufre un esguince que podría tenerle sin jugar un par de semanas. Los Hawks (2-2 tras esta derrota) no tienen ningún motivo para acelerar el regreso de un jugador franquicia de 21 años cuya baja se suma a los problemas que ya había en el backcourt por la ausencia de Evan Turner y la restricción de minutos en la que sigue el tirador Kevin Huerter.

Tyler Herro, por su parte, incendió el segundo cuarto con 19 puntos para un total de 29 y 7 rebotes con un 3/4 en triples que se sumó a, también desde el banquillo, los 21puntos (5/9 en triples) de un Goran Dragic comodísimo como sexto hombre. Herro (19 años y número 13 del último draft) es el primer novato con 19 puntos en un cuarto desde Caron Butler en 2003, y es, sobre todo, un tirador que puede convertirse en un anotador letal y en el que los Heat tienen puestas muchas esperanzas. Cuando se preguntó en verano por Russell Westbrook y Chris Paul, la franquicia de Florida no quiso ni plantearse ni su salida ni la de Bam Adebayo (22 años, número 14 en 2017), el pívot que está firmando un brillante inicio de temporada (esta vez 17 puntos y 10 rebotes) y que es tanto un interior ideal para la actual NBA como uno de esos jugadores espartanos de los que saca siempre lo máximo Spoelstra. Como Kendrick Nunn, el escolta de 24 años no drafteado en 2018 que ha empezado esta temporada promediando 21 puntos. Una aparición deslumbrante para un equipo que se ha quedado sin playoffs en dos de las tres últimas temporadas y que ahora parece de nuevo muy competitivo y a un solo movimiento de (si llegara otra estrella...) ser una amenaza importante en el Este.

Los Heat perdieron 26 balones, peo los Hawks, sin Trae, llegaron a 20 y tiraron horrible: 28% en triples (11/39) y 66% en tiros libres: 16/25 por el 33/45 de los locales (anotó 10 solo un Butler que sumó 12 puntos en el primer cuarto). John Collins acabó con 30 puntos, 7 rebotes y el primer partido de cinco triples de su carrera, y los Hawks hicieron la goma como buenamente pudieron pero no tuvieron fuelle suficiente para, y más sin Trae Young, asaltar el American Airlines Arena, una cancha donde tiene pinta de que van a perder muchos, muchos equipos esta temporada.