Competición
  • Clasificación Eurocopa

NBA

Un seguidor de Houston Rockets, detenido por la policía china

Se le acusa de "insultos a la bandera". Deadspin publica la circular de ESPN que censura cualquier contenido político sobre China en la cadena.

Un seguidor de Houston Rockets, detenido por la policía china

Sigue abierta la crisis china de la NBA, el mayor conflicto al que se ha enfrentado el comisionado Adam Silver en los últimos años, con el añadido de que Nets y Lakers están en China para lo que iba a ser la gran fiesta de la NBA, coronada con dos partidos el jueves y el sábado en Shanghái y Shenzhen que ahora mismo están en riesgo de ser cancelados. Ya han sido suspendidas las actividades del programa NBA Cares en las que iban a participar tanto Nets como Lakers y la televisión china ha confirmado que no emitirá esos partidos si finalmente se disputan mientras celebrities y patrocinadores huyen de lo que hasta ahora era un caramelo para ellos: dos franquicias NBA sobre el terreno. Una, además y nada menos, los Lakers de LeBron James.

En Estados Unidos también sigue el goteo de noticias y reacciones a un asunto que desde el principio ha ido mucho más allá del simple baloncesto. ESPN también está ahora en el centro del huracán ya que se ha filtrado (la ha publicado Deadspin) la circular con la que el director senior de informativos de la cadena, Chuck Salituro, prohibía que se entrara en el trasfondo político en cualquier conversación sobre la situación generada tras el tuit de Daryl Morey en apoyo de los manifestantes de Hong Kong. Una censura interna que apoya la teoría de que, uno de los grandes asuntos de fondo de este conflicto, hacer negocios con un régimen como el chino acaba comprometiendo inevitablemente los valores de las empresas afincadas en países democráticos.

En China, mientras, el gobierno sigue usando el problema con la NBA como arma para recalcar su credo nacionalista. Ayer dejó claro que la llamada de Adam Silver a la libertad de expresión no le incumbía siempre que tratara temas que pusieran en cuestión su política territorial y en las últimas horas también se ha sabido, por ejemplo, que un aficionado chino ha sido detenido por posar con una camiseta de Houston Rockets, el equipo del que es general manager Daryl Morey, y sujetando un mechero junto a una bandera china.

El aficionado, Wang Haoda, publicó la imagen en la red social Weibo, el equivalente chino a Twitter, con el comentario “vivo y muero por mi equipo. Venid a cogerme”, tal y como confirmó el comunicado en la misma red de la policía de Liaoyuan, en el noroeste de China. Wang, de 25 años, fue detenido bajo la acusación de “insultar a la bandera nacional”, y su mensaje fue borrado de Weibo.

Es (hay que insistir: más allá del baloncesto), la séptima detención en poco más de una semana de octubre por actos de ofensa a la nación y sus símbolos.