Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
EN JUEGO
Olympiacos OLY

12

Zenit San Petersburgo ZEN

0

NBA

La nueva norma de la NBA 'encoge' a Zion y lo deja en 1,98

Tras aplicar la nueva normativa de altura y edad en la liga, la NBA reconoce que la estrella de Pelicans mide menos de 2 metros. En Duke le daban 2,01 de altura.

La nueva norma de la NBA 'encoge' a Zion y lo deja en 1,98
Chris Graythen AFP

Hace escasos días, el periodista Marc Stein (New York Times) anunció que todas y cada una de las franquicias de la NBA han de revelar a la organización durante la primera semana de pretemporada la altura y la edad de cada uno de sus jugadores, y han de hacerlo con total exactitud. El hecho de que estos datos sufrieran ciertas variaciones según la fuente consultada ha generado una respuesta contundente por parte de la competición norteamericana. Entre los casos más sonados, está la declaración de Buddy Hield, jugador de Sacramento Kings, que reconoció el pasado mes de diciembre que tenía un año más del que le daban en las bases de datos.

El tema de la altura es otro factor a analizar. Muchos jugadores no quieren revelar ese dato propio para que no queden encasillados en una o otra posición. Jugadores como Kevin Durant o Garnett reconocieron haber 'reducido' su estatura, quedando catalogados en la posición que más se adapta a su estilo de juego en pista. 

El caso contrario le ha sucedido, tras la aplicación de esta estricta norma, a Zion Williamson. La nueva estrella de los Pelicans medía, según fuentes oficiales, 6 pies y 7 pulgadas. O lo que es lo mismo, dos metros y un centímetro de altura. Sus dotes y su juego le colocan como ala-pívot. Sin embargo, tras realizar las medidas pertinentes, la NBA ha reconocido que mide una pulgada menos, quedando por debajo de los dos metros. De 2,01 a 1,98. Una estatura habitual en un escolta. Y en contadas ocasiones la de un base o un alero, pero poco habitual en un jugador interior como es, en este caso, el rookie procedente de Duke.