HISTORIAS DEL MUNDIAL

Un extraterrestre de 17 años aparece en Colombia

Arvydas Sabonis apareció en el Mundial de Colombia de 1982 sin ser mayor de edad. 27 años después lo hará su hijo Domas en China.

Guangzhou
Un extraterrestre de 17 años aparece en Colombia

Nacido el 19 de diciembre de 1964 en Kaunas, Arvydas Romas Sabonis apareció en el Mundial de Colombia de 1982 sin ser mayor de edad. A sus 17 años, Sabonis ya era titular en el Zalgiris de Kaunas, pero todavía estaba creciendo (dicen que andaba por los 2,10 metros entonces), circunstancia que aprovechó el club báltico para evitar que se marchase al CSKA de Moscú. Gomelski vio un talento especial en el chico y se lo llevó a Colombia para que fuera aprendiendo el oficio con los más grandes. Sabonis tuvo un papel residual en Colombia, lógicamente a la sombra de Tkachenko, Myshkin y Belostenny. Pero se presentó en sociedad en el partido ante el anfitrión, Colombia. Sabonis hizo 28 puntos, 13 rebotes y 5 asistencias en sólo 23 minutos.

Es de suponer que en un fenómeno parecido a lo que supuso Pau Gasol en España (todos recuerdan y se arrepienten de su ausencia en los Juegos de Sidney en 2000, previos a su explosión), Gomelski vio que lo de Sabonis era imparable. Rusia lo llevó meses después a una mítica gira para jugar contra equipos universitarios. En un partido contra Virginia, se midió a Ralph Sampson, que le hizo 13 puntos y cogió 25 rebotes además de dar nueve asistencias. Sabonis no se arrugó: 21 puntos y 14 rebotes. Los periodistas estadounidenses quedaron boquiabiertos ante un jugador que un año después ya era estrella en el Mundial Junior (aunque perdía la final) y titular indiscutible de la Rusia que fue al Eurobasket de Nantes (aunque perdía en aquel triunfo memorable de la Selección de Corbalán, Epi, Sibilio y Martín).

37 años después del Mundial de Colombia, Arvydas Sabonis aparece en China como presidente de la federación lituana, país del que ha sido uno de sus principales embajadores desde que en agosto de 1991 su independencia fue reconocida internacionalmente y aceptada por Moscú, de ahí que el bronce de los Juegos de Barcelona sea uno de los éxitos de su carrera que más emoción le produce. Campeón de Europa, del mundo y olímpico, es miembro del Hall of Fame desde 2011. Su apellido no se ha perdido para el baloncesto. Sus hijos Tautvydas (que juega en el Amics del Bàsquet de Castelló de la Adecco Oro) y Zygimantas (retirado) lo intentaron sin éxito, pero Domas es estrella en la NBA y un jugador queridísimo en los Indiana Pacers que hace su debut en el Mundial para honrar un apellido legendario del baloncesto.