Competición
  • Clasificación Eurocopa

NBA | DRAFT 2019

Bol Bol: el hijo de Manute llega a la NBA con un 52% en triples

Mide 2,18 (menos que su padre) y es un tirador letal que intimida con su 2,34 de envergadura. Pero hay dudas con su encaje en esta NBA...

Bol Bol: el hijo de Manute llega a la NBA con un 52% en triples
Ethan Miller Getty Images

Número del draft: 44 (Denver Nuggets)

Edad: 19 años (16 de noviembre de 1999 en Khartoum, Sudán)

Altura y peso: 2,18 y 94 kilos.

Universidad: Oregon (2018-19)

Estadísticas NCAA: 21 puntos, 9,6 rebotes y 2,7 tapones.

Puesto: Pívot

Para los viejos aficionados a la NBA, no hay seguramente jugador más significado en este draft que Bol Bol, el hijo de Manute Bol, el gigante sudanés de 2,31 que dejaba a todo el mundo con la boca abierta cuando (Bullets, Warriors...) la NBA de Magic Johnson y Larry Bird, y después de Michael Jordan, empezó a colarse en todas las casas del mundo. En un primer vistazo, Bol Bol es una réplica de su padre. Mide 2,18 (algo menos, pero mucho), apenas pesa 94 kilos (hace parecer corpulento hasta al primer Kevin Durant...) y tiene una envergadura absolutamente temible (2,34).

Al siguiente vistazo, es una especie de evolución 2.0 de lo que fue Manute: tiene un tiro de tres letal (52% en College) aunque con una mecánica algo lenta para la NBA, es desde luego un intimidador por genética y maneja la bola, corre en transición y tiene un reverso letal desde la media distancia. A priori, son armas de extraordinario jugador. Pero...

Pero ya no hubo más vistazos: después de solo 9 partidos con los Ducks de Oregon cayó fulminado por una lesión en el pie izquierdo. Estaba promediando 21 puntos y casi 10 rebotes y 3 tapones con ese citado 52% en triples. Números asombrosos pero... otra vez: pero muchos especialistas dudan de su capacidad para trasladar su superioridad física a una NBA de jugadores más bajos pero más fuertes y a un tipo de juego en el que los interiores cada vez son más apreciados si pueden salir de debajo del aro (el lugar natural de Bol Bol) y manejarse con los exteriores en los cambios tras bloqueo. En Oregon parecía no necesitar esforzarse para producir, así que tampoco se sabe cómo de sacrificado va a ser ante los tremendos cuerpos de las zonas NBA, ni cuánto aguantará un físico como el suyo en una Liga en la que se juega a mucha más velocidad de acción que en la de su padre.

Es, desde luego, un riesgo. Un jugador de posible adaptación difícil pero con un techo altísimo. ¿Quién no querría en su equipo un 2,18 que mete triples, intimida y corre la pista? La cuestión es cómo usar en esta NBA a Bol Bol, el hijo del legendario Manute (murió en 2010), nacido en Sudán y establecido en Estados Unidos tras salir su familia vía Egipto y como refugiados cuando Manute fue acusado de ser un espía de EE UU en plena guerra civil sudanesa. Con el nombre de su bisabuelo, jefe de la tribu Dinka, Bol Bol (que medía 1,96 a los 13 años) llega a la NBA con la intención de demostrar que es mucho más que la versión 2.0 de su padre. Es su hora.