NBA | BLAZERS 118 - THUNDER 115 (4-1)

Los Blazers se quedan a gusto en redes mofándose de los Thunder

Los Blazers se quedan a gusto en redes mofándose de los Thunder

Tras conseguir el pase a semifinales han dedicado muchos mensajes dedicados a su rival, desde la cuenta oficial hasta el héroe de la noche, Lillard.

Junto al Sixers-Nets, este Blazers-Thunder ha sido la eliminatoria más caliente de primera ronda. Los piques han sido constantes, especialmente entre los dos bases, Lillard y Westbrook. La actuación de ambos ha sido decisiva, en el caso del segundo no siempre para bien, pero está claro que han sido los protagonistas absolutos de la serie.

El propio Lillard, que sentenció la eliminatoria con un impresionante triple desde 10 metros sobre la bocina, ha escrito uno de los tuits más celebrados del post partido. Jared Cowley, periodista que cubre la información de los Blazers en KGW News, se hacía eco de una declaración de Paul George diciendo que ese triple, que le pilló defendiendo al propio Lillard, "era un mal tiro". El Base simplemente puso "LOL", que en sus siglas en inglés significa algo así como reírse en voz alta.

En cuanto a Westbrook, durante esta serie se ha hecho muy famosa su manía de no responder las preguntas de Berry Tramel, algo que viene pasando desde hace unos dos años. Cada vez que Tramel le realiza una pregunta en rueda de prensa, el base le contesta con un "Next question (siguiente pregunta)". La cuenta oficial de los Blazers en Twitter ha hecho suya esta tradición y para informar del resultado final del partido ha acompñado el marcador con el texto "Next question".

Pero parece que esa expresión ha tenido bastante aceptación dentro del vestuario de los de Portland, que la han tomado como una frase con la que atacar a su rival. En la celebración, en los pasillos del pabellón, se pudo ver a Jusuf Nurkic con una camiseta con ese mensaje respondiendo a otra frase: "Got bricks? ¿Tienes ladrillos?", refiriéndose a los lanzamientos de Westbrook.

Por último, Enes Kanter también ha aprovechado para cerrar cuentas pendientes. Antes de comenzar la eliminatoria mucha gente le señalaba como el eslabón más débil del quinteto inicial. El turco era el nuevo pívot titular tras la lesión de Nurkic, pero sus tradicionales problemas en el apartado defensivo le convertían en una posible debilidad para los Blazers. Sin embargo, Kanter ha rendido a un nivel notable, sobresaliente en algunos casos, y ha aprovechado para escribir un tuit recordando que él "puede jugar".