Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

NBA | CELTICS 84 - PACERS 74 (1-0)

Los Celtics reaccionan a tiempo y se llevan el primer asalto

Los de Boston, que jugaron un mal primer tiempo, arreglaron la situación con un tercer cuarto asombroso (26-8). Morris sostuvo al equipo e Irving sentenció.

Tardaron en mutar los Celtics en su inicio de playoffs, pero terminaron haciéndolo para llevarse el primer duelo de la eliminatoria ante Pacers (84-74). Los de Brad Stevens están acostumbrados a crecerse a estas alturas del año, sea cual sea su bagaje en la temporada regular, y más aún si juegan en un TD Garden que se engalanó de verde con el lema Boston Rise. Fue precisamente ahí donde los Celtics firmaron un intachable 10-1 en la pasada postemporada, aunque esa solitaria derrota fue la que les dejó fuera de la Final de la NBA. Ese tropiezo, que en el curso pasado llegó en su último duelo, pudo llegar en la apertura de las eliminatorias de este año si no fuera por la reacción local tras el descanso.

La franquicia de Massachusetts firmó una primera parte tremendamente floja. Comenzó el partido con muchas pérdidas (6 en el primer cuarto) y encajaron un parcial inicial de 6-14 al que supieron reaccionar. Marcus Morris se echaba el equipo a la espalda con sus 12 puntos (acabó con 20 y 7 rebotes) en el primer cuarto y respondía así al acierto exterior de Wesley Matthews. Pero los Pacers se transformaron en el segundo parcial (20-20).

Aumentaron la intensidad defensiva con Tyreke Evans y Domantas Sabonis, impidiendo los tiros cómodos del rival y cerrando de manera efectiva las líneas de pase para dejar en esos doce minutos a los Celtics con un 6 de 22 en tiros de campo. Nate McMillan plateó un juego extraordinario antes del descanso (38-45) pero se desvaneció por completo a la vuelta de los vestuarios.

Tras el parón cambiaron las tornas y los Celtics, que hasta entonces sumaban 9 pérdidas por 5 de los Pacers, se pusieron las pilas. Kyrie Irving mutó en defensa, pues en la primera parte estuvo desaparecido atrás, y comenzó a liderar a los suyos con eficiencia. El base sumó 8 puntos en ese cuarto (acabó con 20+5+7) y subió la intensidad junto a un Al Horford que sostuvo defensivamente a los suyos en todo momento. En menos de cuatro minutos igualaron el partido y al final del tercer cuarto ya ganaban de 11 (64-53 y 26-8 de parcial), dejando a su rival en un paupérrimo 2 de 20 en tiros de campo.

McMillan no fue capaz de conectar a los suyos y los Celtics, en racha y con el TD Garden crecido, aumentaron la ventaja a la veintena de diferencia a mitad del último asalto. Ese margen solo se vio reducido en los minutos finales, con los menos habituales en pista y las mentes puestas en el próximo partido. Los de Indiana cerraron el duelo con 0-12 final para maquillar su mala segunda mitad.

De esta manera, los Celtics mantienen el factor cancha y llegan con buena moral al segundo asalto en el TD Garden. Los Pacers, acostumbrados a mostrarse como un bloque férreo y difícil de doblegar (3º mejor equipo de la temporada regular en el rating defensivo), no tienen nada que perder y lucharán por dar la sorpresa en su segunda oportunidad lejos de Indianapolis. De ser así, podrían cambiar las tornas, y mucho. No es nada descabellado visto los serios altibajos que sigue mostrando su rival. Menos aún tras ver los tropiezos de varios favoritos en los primeros partidos de esta primera ronda. Así son los playoffs y así se presentan.