Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Fórmula 1
1 1:36.217

Charles Leclerc

Ferrari

2 a 1:36.408

L. Hamilton

Mercedes

3 a 1:36.437

S. Vettel

Ferrari

7 a 1:37.818

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

4

Waalwijk Waalwijk WAA

0

FINALIZADO
Willem II Willem II WII

1

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

0

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Zwolle Zwolle ZWO

0

FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

4

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

2

NBA

Dirk Nowitzki vs Dwyane Wade: ¿Quién tiene mejor carrera?

Dwyane Wade, Dirk Nowitzki, NBA

RONALD MARTINEZ

AFP

La retirada de ambas estrellas abre el debate y toca analizar quién de los dos tiene mejor carrera en una liga donde han dejado enfrentamientos directos para la historia.

Dwyane Wade y Dirk Nowitzki jugaron la pasada madrugada su último partido en la NBA. Ambos jugadores han marcado un antes y un después en la mejor liga del mundo y han sido referentes en sus respectivas franquicias. Si combinamos a ambos jugadores, vemos que suman 4 anillos, más de 40.000 puntos, 27 selecciones para el All Star... un sinfín de logros que forman dos currículums envidiables y que (con toda seguridad) van a poner el broche de oro con el Hall of Fame y la retirada de las camisetas de sus respectivos equipos.

Sin embargo, la retirada de ambos jugadores franquicia ha abierto, como no podía ser de otra manera, un nuevo debate. ¿Cuál de los dos tiene mejor carrera? En una liga donde comparar jugadores, equipos o incluso 'eras' es una costumbre, este debate tiene cabida... y si observamos detenidamente los números de ambas estrellas podemos ver que no es una discusión precisamente fácil de resolver. 

Empecemos con el alemán. Su hoja de logros es envidiable y casi interminable. Se retira con más de 30.000 puntos (sexto mayor anotador histórico) el récord de más temporadas vistiendo la misma camiseta (21 con Dallas), un MVP de la temporada (primer y único europeo hasta ahora en lograrlo), un MVP de las Finales (segundo en conseguirlo tras Tony Parker) 14 selecciones para el All Star Game y 12 selecciones para los mejores quintetos de la temporada (4 en el primero). Todo esto con un anillo de campeón que puso, en 2011, la guinda del pastel a su carrera.

Estas estadísticas dejan a Nowitzki, no sólo como uno de los mejores jugadores de su generación, sino también como uno de los mejores de la historia. Hay que tener en cuenta tabién, que fue (y sigue siendo) el único europeo en ser el jugador franquicia de un equipo de la NBA. Mark Cuban construyó un equipo en torno a él, apostó por su talento y lo ha dejado como el epicentro de Dallas, recibiendo además el mismo trato del que otras estrellas americanas han disfrutado en la fase final de su carrera. Es, de momento, el único europeo que puede presumir de ser tratado de esta manera en una liga que siempre ha tirado más hacia los suyos. Nowitzki cambió esta dinámica, fue pionero, abrió la puerta a siguientes generaciones y se convirtió en la referencia y en, casi sin ningún tipo de duda, en el mejor europeo de siempre. Es posible que sea aquí donde resida su verdadero valor.

Sin embargo, Wade no se queda lejos del alemán. La longevidad y su larga trayectoria ha permitido al ala-pívot anotar más puntos y coger más rebotes que el escolta. Si embargo, el promedio de Wade en puntos por partido es mayor (22 por 20,7), al igual que el de asistencias y el de robos. Y, lo más curioso, le iguala en tapones (0,8 para los dos) siendo uno de los hombres exteriores que más ha destacado en esta faceta. 

En 16 temporadas, el americano ha sido seleccionado 13 veces al All Star y ha logrado cosas que el ex compañero de Doncic nunca ha conseguido: el MVP del All Star y el título de máximo anotador. Además, le avalan los 3 anillos de la NBA que ha conseguido por solo 1 de Dirk, que además del título y la final de 2006, solo consiguió avanzar a una Final de Conferencia más (2003, ante Spurs).

Más datos

Sin embargo, no solo hay que tener en cuenta los datos más generales para hablar de quién es el mejor. Ben Rohrbach, periodista de Yahoo Sports, puso en relieve algunos datos comparativos entre ambas estrellas que puede clarificar el debate. El reportero pone en evidencia, entre otras cosas, el número de temporadas en las que los jugadores extendieron su mejor momento individual. A Wade, la explosión le llegó en su año sophomore, y fue un jugador top de la liga (siempre según el criterio de Rohrbach) hasta 2015: En este tiempo promedió 24,8 puntos (con casi un 50% en tiros de campo), 5 rebotes y 6 asistencias. En este periodo, fue el mejor jugador de su equipo en 6 campañas (Shaq lo fue en una y LeBron en las cuatro en las que compartieron vestuario) y sumó tres anillos de campeón.

Nowitki por su parte tuvo su mejor momento en su tercera temporada y lo extendió por los siguientes 12 años, en los que promedió 24 puntos y casi 9 rebotes por duelo. Logró una anillo de campeón en estas fechas y fue, siempre, el mejor de su equipo. Para el periodista, la mayor diferencia es el rendimiento de cada equipo y el propio individual. Dallas pasó siempre de las 50 victorias y el alemán ganó el MVP en 2007, además de estar en la pelea siempre y de ser votado entre los diez primeros para el premio temporada tras temporada. Lo más cerca que estuvo Wade de ganar el premio fue en 2009, cuando quedó tercero en la votación tras LeBron y Kobe. Estos números le dan ventaja a Nowitzki sobre Wade en este apartado según el periodista, que argumenta que la temporada 2007-08, en la que los Heat se quedaron en 15 victorias, es una losa insalvable para el escolta, que se lesionó más que el europeo en este periodo.

La mejor temporada de cada uno puede también dar lugar al conflicto. Wade promedió en la 2008-09 30,2+5+7,5. El mejor año de Dirk fue el del MVP (24,6+8,9+3,4) en 2007, aunque el año anterior ya había firmado unos impresionantes 26,6+9+2,8. El alemán ha superado la barrera de los 25 puntos por partido en 5 ocasiones, las mismas que Wade, que tiene una máxima más alta. Que Dwyane realizara sus mejores actuaciones en un equipo peor y del Este, pone también para el periodista por delante a Nowitki en este apartado.

Lo mismo pasa a nivel cultural. Spoelstra llegó a decir que Wade tenía en Florida la misma importancia que el alcalde, pero las 21 temporadas de Nowitzki en Dallas, así como el ya mencionado impacto que ha tenido para ser europeo, puede hacer que tenga más influencia en este aspecto que el escolta en Miami, aunque eso al final habría que preguntárselo a los aficionados.

Las Finales de 2006, el argumento eterno a favor de Wade

A pesar de que Nowitzki está por delante del escolta en muchos aspectos, hay un argumento irrefutable que podría dejar a Wade como posible ganador del debate: las Finales de 2006. En playoffs, el alemán tiene mejores promedios, sobre todo en puntos, donde promedia 25 por partido por 22 de su rival, pero en las Finales, donde se han enfrentado en dos ocasiones, el escolta sale ganador, y en esos duelos directos pueden decidirse este tipo de debates.

Las Finales de la NBA 2006 marcaron un antes y un después en la carrera de Wade, y serán su baza para la historia. Tras dos primeros encuentros en los que su equipo cayó derrotado en Dallas y que parecían que decantaban la final antes de lo previsto, el por entonces pupilo de Pat Riley despertó de su 'letargo' e hizo en los siguientes cuatro encuentros 42, 36, 43 y 36 puntos. Casi 35 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias. Casi 40 puntos por encuentro en los últimos 4 duelos. Unas finales que ganó prácticamente él solo, y que supusieron su consagración en la historia de la liga. Solo Michael Jordan y Shaquille O´Neal habían realizado exhibiciones semejantes en los últimos años. 

Aquí le gana claramente el duelo a Nowitzki. El alemán se quedó en apenas 23 puntos y 11 rebotes y no apareció en los momentos claves, y el escolta fue dueño y señor de las Finales, de las que obviamente se llevó el MVP. Se dice que el alemán se quedó en los vestuarios hasta las 4 de la mañana tras la derrota. 

Ni siquiera las Finales ganadas por Dallas en 2011 decantan la balanza a favor del alemán, que aunque se fue a los 26 puntos y 10 rebotes por duelo, mejorando los números del 2006, se encontró con una gran Wade (26,5+7+5) que destacó por encima de un desdibujado LeBron. Eso sí, el ala-pívot se hizo por fin, con su anillo de campeón.

El debate da para muchas páginas y no deja a ninguno claramente por encima del otro. Los números generales de Nowitzki parecen mejores que los de Wade, muchos por longevidad. Pero por otro lado, las Finales del 2006 marcan un punto de inflexión difícil de ignorar. Eso sí, serán los duelos entre ambos y los espectaculares choque de talento en ambas finales los que se quedarán en la retina de los aficionados. El talento de dos estrellas que han acabado su etapa en la NBA.