Competición
  • Champions League

NBA | ATLANTA HAWKS 136 - MILWAUKEE BUCKS 135

Trae quiere el Rookie del Año: canasta ganadora ante los Bucks

Atlanta Hawks, Milwaukee Bucks, Trae Young, NBA

Getty Images

El base de los Hawks volvió a ser el protagonista ante los Bucks y dio la victoria a su equipo en la prórroga con una canasta sobre la bocina.

Trae Young sigue opositando para el Rookie del Año. El base de los Hawks continúa sembrando la duda en la cabeza de los aficionados, y el premio, que tan claramente parecía que se iba a llevar Luka Doncic presenta ahora ciertas dudas. El esloveno sigue siendo favorito para llevarse el premio... pero que éste termine siendo para Trae ya no parece tan descabellado. 

Ante los Bucks volvió a ser protagonista, sobre todo al final. El partido se presentaba como una nueva oportunidad de darse una alegría para los Hawks, algo que están haciendo mucho en el último mes, donde han empezado a sumar victorias gracias, en gran parte, a las exhibiciones del rookie. La plantilla de Milwaukee ya llegaba tocada de por sí (las lesiones de Pau, Mirotic...), pero además Mike Budenholzer daba descanso a Antetokounmpo, Bledsoe, Middleton y Snell, algo que tenía cierto sentido para un equipo que ya piensa en playoffs y que muy mal lo tendría que hacer para perder el primer puesto del Este. Esta decisión hacía que tuviera que tirar muchos de jugadores de la segunda unidad y que Tim Frazier se convirtiera en el primer jugador desde que lo hiciera Goran Dragic en 2011 que jugaba un partido entero con prórroga incluida. 53 minutos disputaría el base, que acabó con 20 puntos y 15 asistencias.

Volviendo al partido, el comienzo no se pareció en nada al final. Los visitantes empezaron con el rodillo y no tardaron en ponerse por delante, pero los Hawks reaccionarían antes del descanso. Después de recibir 43 puntos en el primer periodo hicieron 42 en el segundo. Todo con un Young errático y que no terminaba de entrar en juego. Sí lo haría Justin Anderson, de los mejores de su equipo en este partido (acabó con 24 puntos y 12 rebotes) o Josh Collins (23+12) que consiguieron hacer reaccionar a los suyos.

Tras el descanso el encuentro mantuvo una dinámica igualada y ambos conjuntos se irían alternando en el marcador hasta llegar a unos últimos minutos de auténtica locura. Con un punto de diferencia a favor de los Bucks, Connaughton ponía a su equipo tres puntos arriba con una sola posesión por jugarse. Los locales había remado lo suficiente como para tener la posibilidad de empatar, y lo acabaron haciendo. Fallaban al primer intento, pero el balón llegaba a Trae Young, que se la daba un Alex Len superlativo en el duelo. Éste anotaba un triple tremendo y el choque se iría a la prórroga.

Antes del tiempo extra, ya se habían batido dos récords. Sería el partido en el que más triples combinados de la historia se realizarían en un choque sin prórroga con 109. Una muestra más de la evolución del baloncesto en los últimos tiempos. Además, Vince Carter seguía superando marcas gracias a su extraordinaria longevidad y se colocaba como uno de los cinco jugadores con más partidos disputados de la historia de la liga americana superando a Karl Malone. El alero acabó el duelo con 9 puntos.

Trae aparece en la prórroga

Los últimos cinco minutos de partido no estuvieron exentos de emoción. El cuadro visitante entraba en el último minuto por delante, pero a falta de 20 segundos para el final del partido, el balón era de los Hawks. Young, que en ese momento llevaba 3 de 17 en tiros de campo, metió un gancho que ponía a los suyos por delante a falta de 6 segundos para el final. Parecía el final del choque, pero aún quedaba lo mejor.

Sterling Brown, que fue el mejor de los suyos (27+9), anotaba una buena bandeja con apenas 1 segundo por disputarse. Era el final y los locales debían buscar un tiro a la desesperada. Tras el tiempo muerto, el balón fue colgado para que lo pudiera atrapar Alex Len, pero Brook López lo palmeaba, evitando que llegara al pívot. Sin embargo, Trae, que estaba en el sitio justo, atrapaba la bola y en el aire, volvía a lanzarla para hacer la canasta y dar la victoria a su equipo. La repetición le dio validez a la jugada. El balón había abandonado la mano del americano con una décima por disputarse. Trae Young lo había vuelto a hacer. 

El base acabó el choque mal en tiros (5 de 19) pero metió los claves y finalmente se fue hasta los 12 puntos con 5 rebotes y... 16 asistencias, muchas de ellas en momentos clave. En los 20 partidos anteriores venía promediando 25 puntos y 9 asistencias. Y mientras tanto, Dallas ha anunciado que Doncic no jugará ante los Thunder. Hay pelea por el Rookie del Año, no cabe duda.