Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
CSKA CSK

-

Fenerbahce FNB

-

Estrella Roja RED

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Final ATP World Tour
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
Copa Argentina
FINALIZADO
River Plate River Plate RP

2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

0

NBA

¿Walton, contra las cuerdas? Jeanie Buss dejará la decisión en manos de Magic Johnson

¿Walton, contra las cuerdas? Jeanie Buss dejará la decisión en manos de Magic Johnson

Yong Teck Lim

AFP

La propietaria, gran defensora del técnico, delegará en Magic según Bill Oram. Este, a priori, prefiere a un entrenador de su elección.

Luke Walton tiene todavía 38 años. De hecho, fue elegido en el draft de 2003, el mismo que un LeBron James al que ahora entrena. Como jugador, ganó sus dos anillos antes que él, con los Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol. Tiene otro como asistente, en los Warriors de 2015, y es hijo de Bill Walton. Desde luego, su pedigrí y su experiencia están probadas. Y si ahora sale finalmente del banquillo de los Lakers, cuando acaba la temporada, lo hará desde luego con muchas lecciones aprendidas tras lo que ya son tres campañas (le queda otra firmada) en uno de los banquillos más calientes de la NBA.

En su primera temporada ganó 17 partidos con un equipo en plena reconstrucción y cogiendo el relevo de Byron Scott. Después 26, 35... y el desastre de este curso (33-41 por ahora) marcado por las lesiones. Aunque estas no sean la única causa de todos los males, claro. Su equipo estaba 20-14 y cuarto del Oeste, empezando a despegar (o eso parecía) cuando en Navidad cayeron lesionados LeBron James y Rajon Rondo. El primero se perdió 17 partidos y ha tardado unos cuantos más, hasta que la temporada estaba perdida, en recuperar la explosividad física tras un problema de ingle más grave de lo se dijo en su momento... y de lo que se ha dicho después. Rondo tampoco volvió a estar a buen nivel tras su última lesión, y mientras ambos volvían iban cayendo los jóvenes: Lonzo, Ingram, Hart... un desastre.

Con tantos problemas, no parece justo culpar a un Walton del que también se puede decir que no ha enseñado soluciones convincentes. Su asiento, además, ha sido cuestionado desde el principio, con rumores de que no era del agrado del entorno de LeBron James (que rara vez se lo pone fácil a sus entrenadores) y tampoco del de Magic Johnson, que en principio prefería optar por un entrenador elegido por él y no heredado de la antigua directiva. Cuando los Lakers empezaron 2-5, Magic le apretó las tuercas a Walton, pero se relajó porque después el equipo ganó seis de sus siguientes siete partidos...

Mientras tanto, el baile de nombres no ha cesado, la mayoría poco convicentes (Mark Jackson, Jason Kidd...) o inaccesibles (Doc Rivers, Rick Carlisle...). Tyronn Lue, que como jugador fue campeón con los Lakers y como entrenador con los Cavaliers de LeBron (2016), es una opción obvia para la rumorología, pero él mismo ha llamado a Walton para decirle que no ha habido contactos y que sería el primero en saberlo. Cuestión de amistad y cortesía, del mismo modo que ambos hablaron en verano de las particularidades que implica entrenar a un jugador generacional y con tanto a su alrededor como LeBron.

Mientras, Walton ha mantenido el tipo y acaba de asegurar que cree sin duda que seguirá como entrenador de los Lakers la próxima temporada. Su gran valedora ha sido siempre la dueña, Jeanie Buss, que ha plantado cara a Magic cuando este se ha planteado el relevo en el banquillo. En la última gira por el Este, Buss se unió al equipo en Milwaukee y voló hacia L.A. sentada al lado de Walton, un gesto en el que muchos vieron un claro simbolismo. Sin embargo, según Bill Oram (The Athletic), Jeanie Buss va a delegar la decisión con respecto al entrenador en Magic y va a respetar la decisión de este. A priori, eso no parece una buena noticia para Walton (94-144 hasta ahora como entrenador de los Lakers), desde luego.