NBA | THUNDER 88 - WARRIORS 110

Los Warriors arrasan Oklahoma y siembran de nuevo el terror

Los Warriors arrasan Oklahoma y siembran de nuevo el terror

Alonzo Adams

USA TODAY Sports

Los campeones ganan en partidos consecutivos a Rockets y Thunder, dos de su grandes rivales. Curry y Klay, imparables. Westbrook volvió a las andadas.

Kevin Durant vio desde casa cómo sus compañeros convertían el Chesapeake Energy Arena en un jardín de infancia. Parece que volverá a jugar mañana en San Antonio, actualmente el equipo con mejor racha de la Liga. Entre tanto sus compañeros se han puesto el chip de playoffs para ganar dos partidos seguidos que suponen mucho más que simples triunfos.

El miércoles jugaban en Houston y los Rockets les recibían tras nueve victorias consecutivas... y cayeron. Esta noche jugaban en Oklahoma, con el mejor Westbrook de todo el año y un equipo que ha dado síntomas de poder convertirse en rival de enjundia en playoffs... y también han caído. Hacía más de un mes que los campeones no ganaban dos partidos seguidos. Seguramente han elegido los dos mejores rivales para volver a hacerlo. Sus tres últimos triunfos han sido ante Nuggets, Rockets y Thunder. Marzo está siendo el mes de destrozar sueños y los de la Bahía lo hacen como nadie.

Con un Stephen Curry que jugó el mejor partido en muchos días. 33+7+3+2, 10/23 en tiros de campo y 5/12 en triples. Es su partido 138 con más de 30 puntos y 5 triples. El siguiente en la lista lo ha hecho 95 veces. Y, por cierto, sigue la racha de este equipo con Curry y sin Durant, que han ganado 25 de los últimos 26 partidos con esta combinación.

Curry golpeó durante todo el partido, aparecía de vez en cuando para dejar su sello e impedir que los Thunder se levantaran. Pero todo lo comenzó Klay Thompson en un primer cuarto sensacional que ya dejó el partido encarrilado para los visitantes (27-40). El escolta firmó 23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 3 robos. Y una defensa marca de la casa que desquició a Westbrook. El base acabó pegándole un empujón sin balón de por medio después de que no le pitasen una falta de Klay cuando éste le defendía en un uno contra uno en la zona. Al ser la 16ª técnica de la temporada, Russell se perderá el siguiente partido de los Thunder.

Westbrook, totalmente fuera del encuentro, volvió a las andadas de escopeta de feria que tan poco bien le hace a él y a su equipo. Se quedó en 7 puntos (más 8 rebotes y 9 asistencias), con un 2/16 en tiros y un 0/7 en triples. Y Paul George sigue lejos de ser aquel jugador que hace muy poco tiempo discutía por el MVP. A pesar de sus 29 puntos y 13 rebotes, porque números sigue haciendo. Pero es infinitamente menos productivo y, sobre todo, decisivo que antes.

De repente a los Thunder se les está viniendo el mundo encima. Una de sus estrellas sigue perdido desde hace días. La otra, que estaba jugando mejor que nunca, falla el día más señalado. El calendario no ayuda y sólo sacan dos victorias al octavo puesto. Duro final de liga regular que lo peor que les puede traer no es tanto quedar más arriba o más abajo en la tabla, sino sembrarles de dudas de cara a los playoffs.