NBA

Lo que se va a encontrar Pau en los Bucks, un equipo que aspira a ganar la NBA

Lo que se va a encontrar Pau en los Bucks, un equipo que aspira a ganar la NBA

Jeff Hanisch

USA Today Sports

El español va a jugar en la franquicia con el mejor récord de la Liga (47-14), uno de los favoritos al anillo, y con el gran aspirante al MVP (Antetokounmpo).

Salto de calidad tremendo el que va a dar Pau Gasol con el cambio de equipo. Pasa de los San Antonio Spurs, una franquicia que está peleando durante todo el curso por no quedarse fuera de los playoffs (ahora mismo son séptimos del Oeste con dos partidos de ventaja sobre el noveno puesto), a los Milwaukee Bucks, el mejor equipo de la Liga hasta la fecha. Nadie ha ganado tantos partidos  como la franquicia de Wisconsin, líder sólido de la Conferencia Este con dos partidos y medio de ventaja sobre los Toronto Raptors. Los canadienses son, precisamente, el equipo a donde se marchó hace menos de un mes su hermano Marc.

En Milwaukee se encontrará con un compañero de Selección y ex compañero en su etapa en los Chicago Bulls, Nikola Mirotic, que también se marchó a los Bucks en el periodo de fichajes de febrero y que ya está destacando como sexto hombre del equipo. Y también jugará con uno de los mejores jugadores de la Liga, el griego Giannis Antetokounmpo. El líder del equipo es uno de los grandes candidatos al MVP (por no decir el máximo candidato) y está promediando 27 puntos, 12,6 rebotes, 5,9 asistencias, 1,4 robos y 1,5 tapones por partido. Es el cuarto jugador que ha metido más canastas de toda la Liga (el líder en anotaciones de dos puntos). También es el tercero que más tiros libres lanza de toda la competición. Con él en cancha los Bucks son el mejor equipo en defensa (reciben 98,4 puntos por partido, menos que ningún jugador de ningún otro conjunto). En resumen, una auténtica apisonadora en ambos lados de la pista que determina todo el juego del equipo.

Por eso su entrenador, Mike Budenholzer, creó un sistema de juego específico cuando llegó en verano al banquillo de los Bucks para que todas las virtudes de Giannis se viesen potenciadas hasta el extremo en el que se encuentran ahora mismo. Le rodeó de jugadores con una gran capacidad para anotar de media y larga distancia y les animó a abrir el campo y lanzar desde lejos. De hecho, son el segundo equipo que más triples lanza de la NBA. De esta manera el griego, que juega gran parte de los minutos de cuatro, encuentra muchos más espacios para penetrar y hacerse hueco en la zona con su gran potencia y envergadura mientras sus compañeros esperan a que resuelva él o, en caso de que consigan cerrarle el paso, les asista en posiciones liberadas. Estas suelen ser las dos opciones que más se ven en los ataques de los Bucks, ya que las defensas rivales se ven obligadas a elegir entre tapar a los jugadores abiertos dándole espacio a Giannis para maniobrar, o hacer ayudas sobre el griego sacrificando la cobertura de los exteriores, muchas veces la única manera de pararle.

El rol de Pau

En este ecosistema es de esperar que Pau Gasol juegue gran parte de sus minutos en posiciones no tan interiores como nos tiene acostumbrados. Su buena mano le será de gran ayuda para ser de utilidad en el sistema de su nuevo equipo. En defensa, y con la vista puesta en los playoffs, se verá las caras con los pívots suplentes de los otros aspirantes: Marc (Raptors), Marjanovic (Sixers) o Baynes (Celtics). Porque lo que está claro es que llega para salir desde el banquillo y dar relevos al cinco titular, Brook López, un hombre que está jugando una de las temporadas más completas de su carrera. Una muestra de la tendencia de todos los jugadores a tirar de tres (salvo Anteto) es que López está tirando más de 6 triples por partido y anotando más de 2, números nunca vistos en su carrera.

El único center de la plantilla de los Bucks es el propio Brook López, así que a poco que entre en la rotación parece que Pau jugará más de lo que lo estaba haciendo últimamente en los Spurs. En el equipo texano estaba en los números más bajos de su carrera en todo, empezando por los minutos (12,2). No jugó nada en cinco de los últimos siete partidos y sólo pasó de 10 minutos en uno de los últimos trece. Parecía claro que Popovich había perdido la confianza en él y ahora afronta un nuevo reto, en un equipo que ha ido a buscarle, y en el que puede poner un broche de oro a una carrera de leyenda.

0 Comentarios

Normas Mostrar