Competición
  • Champions League

NBA | ALL STAR 2019

Los novatos del 'Rising Star Challenge' que harán historia en la NBA

Los novatos del 'Rising Star Challenge' que harán historia en la NBA

Son 9 los rookies que estarán en el partido de novatos y sophomores y, por lo visto hasta ahora, varios de ellos pueden tener un gran carrera en la Liga.

Este viernes se celebrará el ya clásico partido del All Star Weekend entre rookies y sophomores, que desde 2015 se divide entre jugadores de EE UU y del resto del mundo, mezclando en ambos equipo a jugadores de primer y segundo año. Es el pistoletazo de salida al fin de semana de las estrellas y una oportunidad única de ver a muchas de las estrellas del futuro (y algunas del presente) todas juntas en una misma cancha.

La pregunta es siempre la misma: ¿cuántos de ellos llegarán a ser estrellas de la NBA? Imposible que sean todos. Algunos se quedarán en buenos complementos, o en suplentes de garantías, y los habrá que no lleguen ni a eso. Por lo visto hasta ahora y si hablamos de estrellas como jugadores con nivel All Star, por poner una vara de medir, hay varios de los nueve nombres que estarán en este partido que han dado muestras suficientes para verles en un futuro a ese nivel.

Estrellas 'seguras'

Hay cinco jugadores que apuntan muy alto, empezando, cómo no, por Luka Doncic. Si estamos diciendo que estar en un All Star es sinónimo de estrella NBA, el esloveno casi lo ha logrado en su primer año en la Liga. Poco más se puede añadir. Ya es una estrella, ya lidera a su equipo que, sorprendido con su rendimiento, ha decidido cambiar el plan sobre la marcha y deshacer todo el quinteto titular que le rodeaba. Los Mavericks se han encomendado al mejor jugador europeo de la historia a su edad. Ya veremos dónde está su techo según avancen las temporadas. Pero ya nadie duda de que Doncic va a tener una carrera larga y llena de éxitos individuales (quién sabe si colectivos también) en la mejor liga del mundo.

Luka Doncic

Junto al ex del Real Madrid, otro cuatro nombres destacan sobre el resto. Las otras cuatro primeras elecciones del último draft. Muchas veces suele pasar que algún equipo pincha en hueso cuando tiene un pick muy alto. Este año no parece el caso. Tanto los Suns con DeAndre Ayton, los Kings con Marvin Bagley III, los Grizzlies con Jaren Jackson Jr. y los Hawks con Trae Young pueden sentirse más que satisfechos con sus elecciones. Los cuatro jugadores, cada uno con sus particularidades, están demostrando un nivel que presagia un futuro brillante.

Ayton está logrando números casi nunca vistos en un rookie, entre puntos (16,5), rebotes (10,5) y porcentajes de tiro (58,7%). El hecho de que los Suns no hayan mejorado en la clasificación le perjudica a ojos de los aficionados, algo que a veces también le ocurre a Devin Booker. Pero no hay que dejarse llevar por los datos colectivos, sobre todo al hablar de jugadores tan jóvenes. Ayton está llamado a ser un pívot dominante en la liga y no ha hecho nada para dejar de pensarlo.

DeAndre Ayton

Bagley es el caso más especial de este grupo. El único suplente de todos ellos, con lo que eso puede suponer para un número 2 del draft. En las oficinas de los Kings hubo revuelo por lo minutos que estaba en pista, pero el tiempo está poniendo las cosas en su sitio. Aunque sigue saliendo desde el banquillo cada vez tiene una participación e importancia mayor. Ha dejado ya varias actuaciones soberbias, sin ir más lejos el pasado domingo ante los Suns: 32 puntos y 7 rebotes en 31 minutos. Cada vez se le nota más suelto y demuestra con mayor continuidad el tremendo talento, especialmente ofensivo, que posee. Si sigue esta progresión se puede convertir en un jugador determinante.

Marvin Bagley III

Con Jackson ha pasado algo similar a lo de Doncic en Dallas, aunque a una escala más pequeña. La mala temporada de los Grizzlies les han convencido de que era tiempo de reconstruir. Vendieron a Marc y se quedaron con las ganas de hacer lo mismo con Conley. Pero todo ello lo han hecho con el colchón de tener a este jovencísimo ala-pívot en plantilla. El jugador que ahora mismo representa todas las ilusiones de la franquicia. Y no es para menos. Seguramente ha sido el novato que más se ha acercado a las exhibiciones del esloveno en varios partidos en los que, a veces casi él sólo, ha llevado a los suyos a la victoria con actuaciones de estrella. Un nivel muy alto en defensa, esperado por otra parte, y muy por encima de lo imaginado en ataque. En definitiva, un jugador total.

Jaren Jackson Jr.

Y por último está Young, que poco a poco empieza a silenciar el rumor de que los Hawks se habían equivocado al cambiarlo por Doncic. Lo que está haciendo no es comparable con lo del de los Mavs (ningún rookie se le puede comparar hasta ahora) pero está demostrando ser un jugador con una cantidad de recursos brutal más allá del lanzamiento de tres, por el que se hizo famosos (comparación con Curry incluida) y que no siempre le ha acompañado (31,4%). Pero este hecho ha mostrado aún mejor su competitividad y su inteligencia dentro de la cancha, sabiendo reponerse a los malos porcentajes en una de las que se suponían sus especialidades. Promedia 7,4 asistencias siendo el motor de los Hawks, un equipo que está jugando mejor de lo que nadie podía esperar. Y su capacidad para sacar cosas positivas cuando entra en la zona (sólo mide 1,88) es asombrosa. Un base que apunta muy alto en los próximos años.

Trae Young

Estrellas no tan seguras

Kevin Knox está en el límite entre este grupo y el anterior. No pasaría nada por ponerle entre las seguras, incluso ha sido Rookie del Mes de diciembre en la Conferencia Este. Pero hasta ahora sería el último de ellos y aún le falta por demostrar si puede llegar a tener estatus de All Star. Lo primero que hay que ver es dónde va a estar su futuro más inmediato. Si en Nueva York, rodeado o no de estrellas, o en Nueva Orleans como parte del un posible intercambio por Anthony Davis. De eso también puede depender su futura progresión. ¿Jugador importante en cualquier plantilla? Sin duda. ¿Jugador estrella? Puede ser... o no. Aún hay que darle tiempo.

Shai Gilgeous-Alexander empezó muy por encima de lo esperado, incluso apuntaba a un posible robo del draft, pero parece que le está llegando el tan temido rookie wall. Si damos por hecho que es algo temporal, que a tantos y tantos novatos les ha pasado, el nivel mostrado anteriormente promete grandes cosas a los Clippers. Quizá no como la estrella que dirija el proyecto (de hecho la están buscando fuera, en Toronto, en Oakland, en Nuev Orleans...) pero sí como un complemento de lujo para cualquier estrella que llegue. Lo mismo les pasa  de momento a los dos últimos debutantes que estarán en el Rising Star Challenge: Rodion Kurucs y Josh Okogie. El primero tuvo semanas de auténtico lujo en los Nets y ahora ha bajado un poco el pistón, pero dejando claro que puede ser un jugador súper útil en cualquier plantilla. Y el segundo, sin tener momentos tan brillantes como Kurucs, también mostrando sus cualidades en la rotación de los Wolves.