Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

NBA | ANÁLISIS

Con el fichaje de Tobias los Sixers son los Warriors del Este

Con el fichaje de Tobias los Sixers son los Warriors del Este

Los de Philadelphia juntan sobre el papel el mejor quinteto del Este y se convierten automáticamente en candidatos a todo.

Los Philadelphia 76ers han dado un golpe de efecto que ha pillado por sorpresa a toda la liga. Lo más que se esperaba de ellos era esperar al buyout para llevarse algún jugador de los que van a ser cortados y darle profundidad al banquillo. Un objetivo que sigue estando ahí, pero que ahora se ve de otra manera con Tobias Harris en la plantilla.

La llegada del ala-pívot, un movimiento con mucho sentido también para los Clippers, ha convertido a los aspirantes Sixers en un candidato de primer nivel en la lucha por el anillo de campeón. Todo lo que se diga ahora será sobre el papel. Hasta que no les veamos en acción no sabremos como encajan todas la piezas. Pero sobre ese papel es difícil discutir que han montado el mejor quinteto titular de toda la Conferencia Este y casi de toda la NBA (con permiso de los Warriors, claro está).

Un equipo con Ben Simmons-J.J. Redick-Jimmy Butler-Tobias Harris-Joel Embiid comenzando y terminando los partidos debería tener un único objetivo: llegar a la final y ganarla. Hay que recordar que los Sixers, antes de la pasada temporada, llevaban cinco por debajo del 50% de victorias. Alguna de ellas buscando el tanking de la forma más descarada que se haya visto en la historia de la Liga. Pero todo ese proceso de arrastrase por el barro de las derrotas, de aquello que vinieron a llamar El Proceso, parece que llega a donde siempre se prometió.

Pasado y futuro inmediatos

Gracias a eso draftearon a Embiid, a Simmons y a un Fultz aún en cuarentena. También a Saric, clave junto a Covington en el traspaso de Buttler. Ahora cierran el círculo con un jugador en el mejor momento de su carrera. Harris promedia 20,9 puntos, 7,9 rebotes, 49,6% en tiros de campo y 43,4% en triples, todo números récord en su carrera. Un jugador que, no lo olvidemos, sólo tiene 26 años. Con él, los Sixers son el único equipo de la Liga con cinco jugadores con 17 puntos de media o más (ya eran el único con cuatro): Simmons (17), Redick (18,3), Butler (19,5), Harris (20,9) y Embiid (27,4).

El futuro inmediato, el que marca el próximo verano, será clave para el medio plazo de este equipo. Tanto Butler (que tiene un año más con opción de jugador que presumiblemente no ejecutará) como Harris serán agentes libres. Varias fuentes aseguran que la intención de la franquicia es mantener a los dos y ofrecerles los contratos máximos que sólo ellos pueden darles, aunque si ambos los aceptasen superarían el impuesto de lujo. Pero no parece que vaya a ser un impedimento para la franquicia, que tiene claro que puede haber puesto la última pata de un proyecto ganador para cuatro o cinco años.

Un jugador perfecto para los Sixers

Y dentro de la cancha qué. Ahora le toca a Brett Brown hacer que todo esto funcione. Ya le pasó con la llegada de Butller, con el que poco a poco ha ido encontrando ideas y sistemas para involucrarle más en el juego, y ahora tendrá que hacerlo con Tobias. Eso sí, no parece que vaya a costar tanto. Por las características del ala-pívot debería ser mucho más sencillo. Su magnificó manejo del pick and roll puede ser un arma de primer nivel junto a Simmons y Buttler. Y su rango de lanzamiento (es capaz de tirar desde cualquier sitio con una efectividad tremenda) va a ser una bendición para todo el equipo. Simmons y, sobre todo, Embiid pueden hacer estragos con los espacios que se van a abrir en la zona.

También J.J. Redick, que ya no será el único objetivo principal a defender en el perímetro. Y otra cosa muy positiva de su llegada es que se van a rebajar sensiblemente los minutos en pista de cada uno manteniendo siempre a dos (y en muchos casos a tres) de los cinco titulares, logrando con esto tener quintetos competitivos en cualquier momento del partido.

En el traspaso también han recibido a Marjanovic, con lo que cubren el puesto de pívot suplente que también buscaban, y a Mike Scott, un cuatro con buena mano que va a ganar bastante protagonismo en el lanzamiento respecto a su papel en los Clippers. Aún deberían añadir alguna pieza más, especialmente en el juego exterior. Wesley Mathews, al que parece que van a cortar los Knicks, debería ser un objetivo prioritario. Un jugador por el que se van a pegar la mitad de los equipos con aspiraciones de playoffs y por el que van a pujar los más grandes (Warriors, Rockets...). Pero tener ese quinteto titular tiene un punto más a favor de los Sixers. Los agentes libres les verán a partir de ahora como un destino igual de apetecible que el de los grandes favoritos, porque eso es lo que han pasado a ser: uno de los cocos de la liga.