NBA | BLAZERS 132 - JAZZ 105

Lillard y McCollum cortan el 'momentum' de los Jazz de Ricky

Damian Lillard

Sam Forencich

GETTY IMAGES

Los Jazz habían ganado 9 de los últimos 10 encuentros, pero en Portland se midieron a una de las parejas exteriores más temibles de la NBA.

Los Jazz llegaban a una de las canchas más difíciles de la NBA a jugar ante unas de las parejas de exteriores más acertadas de la NBA. El cóctel no era tan explosivo como parecía si se tenía en cuenta que el equipo de Quin Snyder está remontando el vuelo y llegaba ya casi en el zénit: 9 victorias en 10 partidos, tres seguidas. Al final la balanza se desequilibró hacia el lado local, que venció con contundencia: 132-105.

Un primer suspiro en el que los Jazz acertaban, con Ingles dedicando algún tiro a la grada, dio paso a dos triples de Meyers Leonard, uno de los que se apunta a la moda de jugar con una zapatilla de cada color. Lo que sí que fue moda fue el buen hacer de los Blazers a partir de ahí, y con un modus operandi que se repitió durante el resto de la primera mitad: posesiones muy cortas acabadas con bloqueo y penetración o balón doblado para un triple liberado.

La defensa le falló esta vez a los Jazz, que suele ser un equipo que sobresale por ello y pese a que Rudy Gobert fue uno de los más destacados del partido.

La diferencia escaló rápidamente hasta los 20 y no bajó de ahí en casi ningún momento más. Donovan Mitchell hacía crecer sus números en la hoja de estadísticas, pero poco más para los de Salt Lake City. Enfrente estaban Damian Lillard (36+8+11) y C.J. McCollum (30), que desarmaron las murallas de los Jazz con bastante facilidad. El encuentro cayó de su lado sin problemas.

Los Trail Blazers van de tapados, pero continúan en la cuarta posición del salvaje Oeste con 32-20 de balance y las piezas cada vez mejor engranadas.