Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina

NBA | ALL STAR 2019

Uno por uno: estos son los 16 suplentes para el All Star Game

Uno por uno: estos son los 16 suplentes para el All Star Game

La NBA ha anunciado a los suplentes. La competencia era grande y estos han sido los méritos que les han traído hasta aquí.

CONFERENCIA ESTE

Kyle Lowry (32 años, 5ª vez All Star)

14,2 puntos, 4,5 rebotes, 9,4 asistencias, 1,4 robos

Es su quinto All Star consecutivo. Ya se ha asentado como uno de los mejores bases de la liga y, entre eso y que los Raptors están haciendo otra temporada regular magnífica, su puesto entre los suplentes estaba casi asegurado. Es segundo de la liga en asistencias, pero es que su temporada en este apartado está siendo histórica. Está repartiendo 9,4 pases de canasta por partido, la media de su carrera son 6,1 y su mejor temporada hasta ahora fue la 2013-14, cuando acabó con 7,4. La llegada de Kawhi y la explosión de Siakam le ha liberado de responsabilidad a la hora de mirar el aro (su temporada menos anotadora desde la 2012-13) pero su visión de juego está luciendo más que nunca.

Bradley Beal (25 años, 2ª vez All Star)

24,7 puntos, 5 rebotes, 5,1 asistencias, 1,4 robos

Si John Wall se llega a lesionar mucho antes quién sabe si Bradley Beal no sería titular el 17 de enero en Charlotte. Lo que está haciendo desde la lesión del base está en ese nivel. Se ha echado a los Wizards a la espalda y está demostrando como nunca había hecho que puede ser el jugador franquicia de un equipo. Está en su tope de puntos, rebotes, asistencias y robos. Es el 2º que más minutos juega y más canastas encesta (por detrás de Harden en ambos casos). Posiblemente el suplente que más merecía ir de todo el Este si tenemos en cuenta los dos últimos meses de competición.

Ben Simmons (22 años, 1ª vez All Star)

16,7 puntos, 9,5 rebotes, 8,2 asistencias, 1,3 robos

Primera aparición de Simmons en el partido de las estrellas en su segunda temporada efectiva como profesional. Jugando cada noche con el triple-doble, el base más sui géneris de la Liga, con sus 2,08 de altura, sorprende con cosas que no hace nadie más. Sigue teniendo el pero del lanzamiento en suspensión, pero en todo lo demás es un jugador de élite. Un pasador tremendo (es 3º de la liga en asistencias), imparable en transición, ataca el aro aprovechando sus centímetros de más, ya sea para anotar o rebotear. Su capacidad para defender tanto en el perímetro como en el poste es uno de los grandes secretos de los Sixers. Un jugador que da espectáculo en cada partido y que en el All Star puede dar rienda suelta a todo su talento.

Khris Middleton (27 años, 1ª vez All Star)

17,3 puntos, 5,7 rebotes, 4,2 asistencias

Un premio a los Bucks y a él. También podría haber ido Eric Bledsoe, pero los técnicos se han decantado por Middleton. Su caso es curioso, porque ha tenido temporadas más espectaculares que esta. Sin embargo, parecía uno de esos jugadores que pasaba por debajo del radar del gran público. Este año, con el sistema que Buldenholzer ha preparado para exprimir al máximo el talento de Giannis, Middleton está aún más en segundo plano respecto al griego. Sigue siendo un jugador clave en el éxito de su equipo, pero ya no está tan claro que sea el segundo espada de los Bucks. Y, sin embargo, ha sido este año cuando le ha llegado el premio.

Blake Griffin (29 años, 6ª vez All Star)

26,3 puntos, 8,1 rebotes, 5,3 asistencias

Por momentos podría haber sido titular, pero la caída progresiva de los Pistons y el terrible nivel del frontcourt del Este (Kawhi, Giannis y Embiid) no se lo permitieron. Pero había pocas dudas de que los técnicos contarían con él. Sus números son un auténtico escándalo. 10º máximo anotador de la liga, está metiendo casi 5 puntos más de la media de su carrera. Y sale por primera vez a más de 2 triples por partido (2,4) con un más que aceptable 36,4% de acierto (está en el top-20 de los que más triples lanzan y anotan). Fue el último rookie en ser All Star (2011), llevaba tres años sin ir. Ahora vuelve para su 6ª participación asentado ya como una de las grandes estrellas de la liga.

Nikola Vucevic (28 años, 1ª vez All Star)

20,7 puntos, 12 rebotes, 3,8 asistencias, 1,2 tapones

Un premio más que merecido para un jugador que está haciendo la temporada de su vida. Siempre fue un pívot algo infravalorado, pero este año (coincidiendo con el final de su contrato) ya no duda nadie de él. Y como para hacerlo… 6º que más canastas mete, 10º en rebotes, 9º en eficiencia, 10º en +/-. Dueño y señor en ambas zonas, llegó a tener a los Magic en playoffs durante varias semanas. La realidad de la plantilla les ha colocado fuera y cada vez más lejos de esos puestos, pero eso no ha evitado que los entrenadores se hayan fijado en el enorme trabajo que está haciendo el montenegrino.

Victor Oladipo (26 años, 2ª vez All Star)

18,8 puntos, 5,6 rebotes y 5,2 asistencias

Oladipo repite como all star aunque no podrá estar en Charlotte por una grave lesión de rodilla que ha puesto punto y final a su temporada. Sin embargo, se lleva este reconocimiento en lo que estaba siendo otra gran temporada (salpicada de problemas físicos) para un jugador que está en la élite del Este desde que llegó a Indiana procedente de Oklahoma. Ahora el comisionado Adam Silver elegirá a su sustituto con dos aspirantes claros: D'Angelo Russell (Brooklyn Nets) y Jimmy Butler (Philadelphia 76ers).

Será el primer Partido de las Estrellas para Ben Simmons

Dwyane Wade (37 años, 13ª vez All Star)

13,8 puntos, 3,7 rebotes y 4,3 asistencias y 0,6 robos

Wade anunció hace unos meses que ésta sería su última temporada en la NBA. El escolta pondrá punto y final a una  gran carrera en la NBA. Ha sido all star entre 2005 y 2016 (no estuvo en 2012 por lesión) y MVP del Partido de las Estrellas en 2010. En 2006 ganó su primer anillo con los Heat (2006, fue también el mejor de las Finales) y años después logró dos con su gran amigo LeBron (2012 y 2013). Uno de los más votados por los seguidores en el Este, LeBron seguramente le elija para su equipo.

CONFERENCIA OESTE

Russell Westbrook (30 años, 8º vez All Star)

21,7 puntos, 10,9 rebotes, 10,8 asistencias, 2,3 robos

Uno de los jugadores que más brilla en el All Star (ha sido MVP en dos ocasiones), uno de los grandes nombres de la liga que ha pasado por momentos mejores. Aunque esto último depende de cómo se mire. Es cierto que está tirando muy mal (25% de triples, su 2ª peor temporada; 65% en tiros libres, nunca lo había hecho tan mal), pero la forma en la que está compartiendo el balón y defendiendo sobresale como nunca. Es el 9º en rebotes defensivos, el 1º en asistencias, el 2º en robos, el 9º que participa en más jugadas de su equipo (un 31,1%), el 5º en rating defensivo. Todo esto con los Thunder terceros en el Oeste mostrándose como uno de los pocos aspirantes a poner en duda el futuro en la post temporada de los Warriors.

Damian Lillard (28 años, 4º vez All Star)

26,2 puntos, 4,5 rebotes, 6,2 asistencias, 2,8 triples

Será su cuarto All Star. Los dos primeros, en su segundo y tercer año, ganados en pista pero también por la novedad. Los dos siguientes años, saliéndose del mapa, no fue elegido. Cosas de la Conferencia Oeste. El año pasado sí que fue, después de muchas quejas (propias y ajenas) por las ausencias previas. Ahora mismo, jugando a este nivel, parece fijo para todos los años. Es el 5º jugador que más tira de toda la NBA, el 8º que más triples mete, el 4º que más tiros libres encesta (con un 90,6% de acierto). Le sigue faltando dar un paso adelante (a él y a todo el equipo) en playoffs, pero en temporada regular los Blazers y Lillard son como un reloj. Y eso tiene premio.

Klay Thompson (28 años, 5ª vez All Star)

21,7 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias, 1,2 robos, 2,9 triples

Le ha costado arrancar, ha tenido días horribles en el tiro, pero ya se ha centrado (como todo el equipo) y está que no hay quien le pare. Que estos Warriors tengan tres All Stars (Curry y Durant ya son titulares) no puede sorprender a nadie. Un jugador que queda libre en verano y por el que se va a pegar media liga, aunque él parece que de momento tiene claro lo de seguir en la Bahía. No hay nadie que convine su capacidad de tirar y de defender jugadores exteriores al nivel que lo hace él. Es absolutamente top en ambas cosas y eso le convierte en una pieza muy codiciada, en un hombre clave en los éxitos de su equipo y en un jugador muy valorado por los entrenadores. Estaba claro que iba a estar en la lista.

 

LaMarcus Aldridge (33 años, 7ª vez All Star)

21,1 puntos, 8,8 rebotes, 2,6 asistencias, 1,2 tapones

Después de la pasada campaña que hizo, la mejor desde que estaba en San Antonio, el flojo inicio de esta (y de todo el equipo en general) le dejaban fuera en las primeras quinielas. Pero eso es agua pasada. Los Spurs y Aldrige llevan muchas semanas jugando bien, muy bien o excelente, dependiendo del día. Él ya ha mejorado la media de rebotes y asistencias del año pasado, ha igualado la de tapones y está intentando alcanzar la de puntos (todavía a 2 de diferencia). Pero todos estos datos lo que explican es que su juego está otra vez entre los mejores de los hombres altos. Y que un jugador así, en unos Spurs notables, tenía plaza reservada para el All Star.

Anthony Davis (25 años, 6 veces All Star)

29,3 puntos, 13,3 rebotes, 4,4 asistencias, 1,7 robos, 2,6 tapones

Es uno de los nombres de la primera mitad de temporada por motivos que no tienen que ver con su juego. Su futuro en los Pelicans está en el aire y la ‘rifa’ por el que seguramente sea el mejor jugador interior de la liga ha comenzado. Pero todo eso, y los malos Davis está metiendo más puntos que nunca (2º de la liga), coge más rebotes que nunca (3º de la liga), da más asistencias que nunca y roba más que nunca (un impresionante 11º puesto para un pívot). Y en tapones, que no está en su tope por poco, es el 2º de la competición. En resumen, un jugador único que no puede faltar nunca a esta cita.

Karl-Anthony Towns (23 años, 2ª vez All Star)

22,8 puntos, 12,2 rebotes, 3,1 asistencias, 1,9 tapones

El año pasado supuso un frenazo en la carrera de Towns. Después de confirmar las expectativas de rookie y de salirse en su segundo año, el tercero fue un frenazo. La llegada de Jimmy Butler no le hizo ningún bien. Aun así se ganó un puesto para su primer All Star. Ahora va a jugar su segundo después de volver a ese nivel de jugador elegido que ha demostrado desde que Butler se marchó a Philadelphia. Y un poco más desde que Thibodeau dejó el banquillo. Ya está por encima de sus medias en puntos, rebotes, asistencias y tapones. Puede que eso no se acabe de reflejar en el récord de los Wolves, pero Towns jugando de esta manera es irresistible. Eso mismo han pensado los entrenadores.

Nikola Jokic (23 años, 1 vez All Star)

20,1 puntos, 10,3 rebotes, 7,6 asistencias, 1,4 robos

El líder de un equipo que por fin ha roto a jugar y que parece el único dispuesto a mantener el ritmo infernal que están poniendo los Warriors en los últimos partidos. Absolutamente único en su especie, un pívot en contra de los tiempo en muchos sentidos. Sobre todo por su físico. Pero lo suple con una calidad, una visión y un entendimiento del juego tal que debería ser de obligado visionado para cualquiera que se lo quiera pasar bien viendo la NBA. Su catálogo infinito de asistencias desde sus 2,13 de altura es un gusto que nadie más puede ofrecer en la liga. Es el 6º máximo asistente de la competición, que se dice pronto. Su capacidad para hacer de todo ya le ha convertido en el 2º pívot con más triples-dobles de la historia con sólo 23 años. Será su primer All Star de muchos.

Dirk Nowitzki (40 años, 14 veces All Star)

4,4 puntos, 1,6 rebotes, 0,4 asistencias y 0,3 tapones

El futuro de Nowitzki no está claro. El alemán cumplirá en junio 41 años y no está del todo claro si ésta será su última temporada en la NBA. Campeón de la NBA en 2011 (MVP de las Finales) fue el mejor de la temporada en la 2006-07. Nowitzki ha dejado su huella en la NBA: séptimo mejor anotador de la Liga estadounidense en la historia (31.275 puntos) está a 144 puntos de superar a todo un mito como Wilt Chamberlain. Será el 14º All Star para un Nowitzki ha sido titular en dos ocasiones: 2007 y 2010. Ahora mismo es el jugador en activo con más partidos a cuestas de toda la NBA (1.491) y el cuarto de toda la historia.

Westbrook ya ha sido dos veces MVP del All Star Game