NBA | LAKERS 105 - WOLVES 120

Los Lakers recuperan a Rondo pero vuelven a perder

Los Lakers recuperan a Rondo pero vuelven a perder

Harry How

AFP

Tercera derrota consecutiva para unos Lakers que siguen cayendo en la tabla. Buen partido de Towns (27+12+5) y grandes minutos finales de Wiggins.

A Los Ángeles Lakers se les está escapando la vida sin LeBron James. Hoy hace justo un mes de su lesión, aquel día de Navidad en el que le pegaron un repaso a los Warriors en Oakland. Desde entonces 10 derrotas en 15 partidos les colocan a una victoria y media de los Clippers, que son octavos del Oeste, y ahora mismo el único equipo que por sensaciones parece que pueda dar una esperanza a los de púrpura y oro para meterse en playoffs. Del séptimo (Utah) para arriba hablamos de otro nivel.

Y los problemas también se les acumulan por detrás. Entre otros estos Wolves que llevan tres victorias consecutiva, siete en los últimos diez partidos y que ya están a sólo medio de los Lakers (igual que los Kings). Un equipo en crecimiento desde las salidas, primero de Butler y después de Thibodeau, que tiene a sus dos jóvenes estrellas jugando como se esperaba de ellos.

Karl-Anthony Towns (27+12+5) está jugando su mejor baloncesto. Este sprint que ha coincidido con los buenos resultados de su equipo podría llevarle al All Star como suplente. Eso se decidirá la semana que viene con el voto de los entrenadores, pero no sería nada extraño. El otro es Andrew Wiggins que, sin ser tan regular en la excelencia como su compañero, también ha mejorado mucho sus prestaciones. Anoche fue clave para su equipo en el último cuarto con una serie de canastas que acabaron por derribar la resistencia local. El exterior de Minnesota acabó con 23 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 2 robos. Por cierto, mención especial a Jerryd Bayless, que tuvo que estar en la cancha 30 minutos. Rose fue el base titular ante la ausencia de Jeff Teague, pero unos problemas físicos le hicieron jugar sólo 12 minutos. Beyless lo aprovechó dando lo mejor se sí, con 16 puntos y 8 asistencias.

Los Lakers siguen echando de menos a LeBron (y también a Lonzo) y, aunque recuperaron a Rajon Rondo, no les llegó para ganar. El base jugó a pleno rendimiento después de perderse 14 partidos: 15 puntos, 6 rebotes y 13 asistencias en 37 minutos. Pero esta vez Kuzma no tuvo el día (10 puntos, 4/12 en tiros, 0/4 en triples) y eso lo notó muchísimo su equipo. Brandon Ingram fue el máximo anotador en los angelinos con 20 puntos.