CONFERENCIA OESTE

Los Jazz aceleran y los Blazers dejan muy tocados a los Pelicans

Los Jazz aceleran y los Blazers dejan muy tocados a los Pelicans

Jesse Johnson

USA TODAY Sports

Sexto triunfo seguido de los Jazz. En Minnesota, victoria de los Spurs y Popovich iguala a Pat Riley como técnico con más triunfos fuera de casa.

En el Oeste, cada jornada (y más a partir de febrero, sobre todo después del All Star Weekend) depara duelos directos entre los aspirantes a playoffs. Hay tanta calidad para solo ocho puestos que el que no se le juega cara a cara con un rival del mismo nivel, tiene un partido de esos que no hay que perder bajo pena de acordarse mucho de ellos en primavera. En esta Regular Season 2018-19, es así en una Conferencia de la que se descolgarán finalmente cuatro equipos que estarían sin duda en playoffs del Este. En la categoría de prohibido fallar, los Jazz abrasaron a Cleveland Cavaliers (el peor equipo de la liga, 9 victorias por 10 de Chicago y las 11 de Phoenix): 115-99 que fue mucho más que eso en realidad, 93-60 al final del tercer cuarto, antes del maquillaje de los minutos de la basura.

Llenos (para colmo) de bajas, los Cavs ni inquietaron a unos Jazz que suman seis triunfos seguidos, todos los partidos desde la lesión de Ricky Rubio, que sigue de baja por un problema muscular. Ahora en 26-21, los de Snyder tienen un calendario muy cómodo y apuntan a meterse en playoffs sí o sí, aunque están en ese lote de equipos a los que cualquier contratiempo puede descartar. Será interesante ver qué sucede cuando vuelvan los bases lesionados, RIcky a la cabeza, porque los Jazz están jugando de maravilla con Mitchell (24 puntos y 4 asistencias en solo 26 minutos) como director y Gobert como martillo pilón tras los bloqueos (16+11 y 5 asistencias). O'Neale (16+11+5) completa ahora un quinteto que está funcionando de maravilla a pesar de las ausencias.

Muchísimo peor pintan las cosas en Nueva Orleans: derrota clara (128-112) en Portland, la tercera en cuatro partidos después de haber enlazado tres triunfos que parecían reenganchar a unos Pelicans que caen (21-25) otra vez lejos de los puestos de playoffs, con todo lo que eso significa para el futuro de Anthony Davis (esta vez 27 puntos y 7 rebotes). Jrue Holiday terminó con 20 y 6 asistencias y Mirotic se quedó en 13 puntos y 3 rebotes para un equipo que tiró mal por fuera y no pudo seguir el ritmo ofensivo, a partir del segundo cuarto, de unos Blazers mucho más profundos, liderados por Lillard y McCollum (44 puntos entre los dos) pero con buena aportación de Layman, Collins, Turner, Aminu y, por supuesto, Nurkic (15+12+5). 28-19 para los de Oregon, terceros del Oeste y muy superiores a unos Pelicans que no enderezan el rumbo y empiezan a ver que se les agota el tiempo. Su 6-19 fuera de casa parece un lastre ahora mismo difícil de remontar para un equipo cada vez más abocado a un golpe de efecto antes del cierre del mercado... o a la disolución.

Gregg Popovich iguala a Pat Riley

En Minnesota, los Timberwolves perdieron (también) una ocasión de seguir con su intento de no descolgarse definitivamente: 113-116 ante los Spurs y 21-24, solo medio partido por encima de los Pelicans, por el 27-20 de los de Popovich, que es otro de los equipos que apunta a playoffs pero que tiene que tener siempre un ojo en lo que le sigue en la clasificación. Fue la victoria número 1224 de Popovich... y la 520 fuera de casa, cifra con la iguala a Pat Riley como el entrenador como más triunfos a domicilio en la historia.

En su carrera, Pops está 59-25 contra unos Wolves a los que ha ganado en 16 de sus últimos 18 duelos. Esta vez, un partido con muchos cambios de mando y mucho batalla (53 personales, 67 tiros libres...) que dejó a los locales con ganas de quejarse, sobre todo por la acumulación de faltas de un Towns (23+6) que llevaba cuatro al poco de iniciarse el segundo tiempo. Con todo, tuvieron 10 puntos de ventaja que se les escaparon antes de un final en el que Derrick Rose (23 y 6 asistencias) tuvo un triple para empatar. Los Spurs ganaron en su versión acorazada. Sin DeMar DeRozan por un problema de tobillo, Aldridge sumó 25 puntos y 9 rebotes, Rudy Gay 22+4 y 5 asistencias y Derrick White 15+6 mientras que Belinelli (19) y Bertans (11, 3/4 en triples) pusieron los puntos desde el banquillo. Pau Gasol fue titular, jugó 11 minutos y acabó con 3 puntos y 5 rebotes. Los Spurs hicieron, al fin y al cabo, lo que mejor saben hacer: adaptarse al partido y llevarse la victoria.