Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

84

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

75

UCAM Murcia MUR

74

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

63

Unicaja MAL

79

Premier League
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Heracles Heracles HCL

1

NBA

La clase 2018 no decepciona: Doncic, el líder indiscutible

La clase 2018 no decepciona: Doncic, el líder indiscutible

El jugador esloveno ya es el máximo favorito al Rookie del Año en una generación que, en líneas generales, está a la altura de lo esperado.

Se ha disputado algo más de un mes de NBA, casi un cuarto de los partidos para todos los equipos. Tiempo suficiente para sacar conclusiones, no definitivas pero sí orientativas de dónde pueden acabar los equipos y los jugadores a final de año. Se hacen quinielas de todo tipo: quién entrará en playoffs, quiénes serán los líderes de cada conferencia, quién será el MVP, el mejor defensor del año, el mejor quinteto... Y, claro está, quién se llevará el Rookie of the Year, el premio que reconoce al mejor debutante de la temporada.

Cuando en verano nos enfrentamos al draft, a esta generación se la situaba con buenas expectativas en cuanto a lo que podrían aportar a la liga. Quizá no a la altura de las más espectaculares (1984, 1996, 2003...), pero sí una generación con una gran cantidad de jugadores muy válidos, con calidad en todas las posiciones. En definitiva, un grupo de jóvenes que prometía largas e importantes carreras en la NBA.

Casi 40 días después del estreno de la temporada, ¿qué papel están teniendo los rookies? Como siempre hay de todo, incluidas algunas decepciones y otros casos en los que no se ha llegado al nivel esperado, aunque tampoco estén jugando mal. Pero si hubiese que dar una nota general a esta generación, de momento sería buena. Lo visto hasta ahora da esperanzas de que unos cuantos jugadores van a tener una carrera bastante larga y productiva en la mejor liga del mundo.

Este es un resumen, en orden de elección del draft 2018, de lo más destacado de los doce primeros rookies elegidos para este año:

1. DeAndre Ayton

32,4 minutos, 16,5 puntos, 10,5 rebotes, 2,8 asistencias, 61,1% tiros de campo

Ser el número 1 del draft hace que las expectativas sean extremadamente altas. En ese sentido, DeAndre Ayton es posible que no haya demostrado todo lo que se esperaba de él. Si sólo nos fijamos en la estadística la verdad es que no se le pueden poner muchos peros. Es segundo en puntos, primero en rebotes y tercero en asistencias. Y en la estadística avanzada sale aún mejor parado: lidera el rating de eficiencia de todos los rookies, es cuarto en el ofensivo, tercero en efectividad en tiros de campo, primero en porcentaje de rebotes y quinto en porcentaje de asistencias. Y un dato elocuente de su capacidad en ataque: es el mejor jugador de toda la NBA lanzando a un metro y medio de la canasta o menos (75,7%). Pero en el día a día aún no ha demostrado ser ese jugador súper dominante que todos esperaban, aparte de no eliminar las dudas sobre sus carencias en defensa (es el octavo que más tapones ha puesto, lejos de los primeros). Y el récord de Phoenix (3-14) es evidente que no le va a ayudar a sus aspiraciones al premio final.

2. Marvin Bagley III

23,1 minutos, 12 puntos, 6,1 rebotes, 1,3 tapones, 51,2% tiros de campo

La magnífica trayectoria de los Sacramento Kings en este inicio de temporada está afectando a Bagley III más que a nadie. Siendo un número 2 del draft no llega a la mitad de minutos en pista por noche. Cuando Joerger apuesta por él se pueden ver dos jugadores muy distintos dependiendo del lado de la cancha donde esté. Mientras que en ataque muestra sus grandes capacidades (70% de acierto en el último metro y medio, una bendición para los bases), en defensa sufre él y sufre su equipo (los Kings pasan de encajar 107,7 puntos cada 100 posesiones sin él a 119,5 con él). Parece evidente que a la larga será un jugador que funcionará mejor con un interior al lado que sea especialista defensivo, pero a corto plazo su mayor preocupación debería ser ganar los máximos minutos posibles para foguearse más en esta nueva etapa de su carrera.

3. Luka Doncic 

33,9 minutos, 19,3 puntos, 6,9 rebotes, 4,1 asistencias, 45,3% tiros de campo, 38,3% triples

Antes de su debut la gente se dividía en dos grupos: los que pensaban que estaba más que preparado para el salto a la NBA y que iba a rendir allí desde el primer minuto y los que opinaban que las diferencias con el baloncesto europeo se le iban a hacer demasiado cuesta arriba en sus primeros meses en EE UU. De momento está claro que van ganando los optimistas. Luka Doncic es de largo el rookie que más está cumpliendo las expectativas que se tenían de él. Incluso se podría decir que las está superando. Es el máximo anotador y el que más minutos juega, segundo en asistencias y tercero en rebotes. También es el máximo triplista y está lanzando con un acierto general del 45,3%. Michael Jordan, Kareem Abdul-Jabbar, Oscar Robertson, Grant Hill y Larry Bird son los únicos debutantes en promediar +19 puntos, +6 rebotes y +4 asistencias lanzando con un porcentaje mayor del 45%. Encontrar una publicación americana que no dé ahora mismo a Doncic como favorito al premio es como encontrar una aguja en un pajar.

4. Jaren Jackson Jr.

24,5 minutos, 12,5 puntos, 4,4 rebotes, 1,2 robos, 1,8 tapones, 50% tiros de campo

Jaren Jackson Jr. llegó a la NBA como un especialista defensivo. Que le eligiera Memphis Grizzlies, uno de los mejores equipos en esas tareas, hacía que su llegada a la NBA fuese bastante motivadora. Más allá de los problemas de faltas (3,8 en 24,5 minutos por partido) parece evidente que la franquicia de Tennessee no se ha equivocado con él. Pero lo más sorprendente es que cada vez está aportando más al juego de ataque de los Grizzlies, algo que no tanta gente podía esperar. Está demostrando tener recursos más allá de su juego en el poste, ya sea encarando el aro o jugando de espaldas a él. Tener al lado a Marc Gasol va a suponer (ya lo está haciendo) una influencia muy positiva para un jugador que no para de crecer con el paso de las semanas.

5. Trae Young

29,7 minutos, 16,2 puntos, 8,1 asistencias, 38,9% tiros de campo

En España Trae Young ha sido un jugador que no ha entrado bien, antes incluso de jugar ni un minuto en la NBA. Las continuas comparaciones con Curry y su intercambio por Doncic (los Hawks prefirieron al americano que al esloveno), además de su poca presencia física hicieron que se le viese como un producto inflado. Algunos partidos de pretemporada, en los que se jugaba muchísimos triples y anotaba muy pocos, tampoco ayudaron a tener una buena imagen de él. Pero una vez ha empezado la temporada, y sin dejar de lado las evidentes mejoras que necesita su juego, Young es probable que haya sorprendido a muchos. Porque Atlanta ahora mismo es una franquicia sin ningún propósito en el corto plazo en cuanto a pelear los partidos y le están dando todo el mando del equipo a él. Y está sabiendo responder. Es el único rookie que está en los primeros puesto en una de las estadísticas generales: tercero en asistencias. No está muy acertado desde la línea de tres (23,8%), uno de sus supuestos puntos fuertes. Sin embargo, está sorprendiendo su capacidad para anotar cerca del aro en jugadas que se crea él mismo. De los 31 jugadores que lo intenten 10 veces o más por partido, tan sólo le superan Antetokounmpo, Westbrook y LeVert.

6. Mohamed Bamba

17,5 minutos, 6,7 puntos, 4,7 rebotes, 1,4 tapones, 51% tiros de campo

El número 6 del draft era otro de los que llegaban con la vitola de animal defensivo, especialmente por su espectacular envergadura que le convierte en una auténtica pesadilla para los rivales en cuanto se acercan a la zona. Pero lo cierto es que lo que se ha visto hasta ahora es que aún le falta tiempo de cocción. Es un jugador que no ha rebajado en nada las expectativas que había puesta en él. Simplemente se han aplazado hasta nueva orden. Sólo el sorprendente Mitchell Robinson ha puesto más tapones que él en menos minutos. La enorme temporada de Vucevic (una más, esta puede que le valga el All-Star) le está dejando muy poco tiempo para madurar. Se ha hablado mucho de un posible traspaso por el montegrino que dejaría a Bamba el camino libre. Lo cierto es que aún con la buena clasificación de los Magic Vucevic podría salir antes de que acabe el curso, ya que está en su último año de contrato.

7. Wendell Carter Jr.

25,7 minutos, 11,4 puntos, 7,3 rebotes, 2,3 asistencias, 1,8 tapones, 47,6% tiros de campo

En Chicago deben estar muy contentos con Wendell Carter Jr., porque está demostrando todo lo que se esperaba de él y algo más. Lo que se esperaba era, principalmente intensidad y calidad en defensa (es el segundo mejor defensor uno contra uno con al menos cinco tiros sobre él por partido, sólo por detrás de Whiteside) y cierra el aro como los mejores. También se podía esperar, y lo está cumpliendo, ser un gran finalizador en el aro contrario. Ya ha demostrado sobradamente su capacidad para brillar en bloqueos y pick-and-rolls. Y lo que no se esperaba tanto y que le da un plus de calidad a su juego es su visión. Sus 2,3 asistencias de media están muy cerca de las de bases como Gilgeous-Alexander o Colin Sexton. Y todo esto con Lauri Markkanen aún sin debutar este año. Cuando vuelva a las canchas, la amenaza exterior del ala-pívot no puede más que ayudar a mejorar el rendimiento de Carter Jr.

8. Collin Sexton

27 minutos, 13,1 puntos, 2,4 asistencias, 43,5% tiros de campo, 48% triples

Le ha costado arrancar, pero este mes de noviembre ha sido positivo para Collin Sexton. Promedia más de 14 puntos y está teniendo un tremendo acierto desde la línea de tres, aunque no abusa demasiado de ello. La mejor señal en su juego es que ha sacrificado sus continuos intentos de penetración, que no le estaban dando los mejores resultados posibles, por el lanzamiento en suspensión, donde se está mostrando bastante efectivo. Una corrección en su juego que habla bien de él, después de que se informase que varios veteranos de los Cavs pensaban que no entendía bien el juego. En este sentido, su capacidad para involucrar a sus compañeros en el juego sigue siendo su punto débil. Da 2,4 asistencias por partido y pierde 2,1 balones. Lo visto hasta ahora de Sexton no le convierte en un jugador tan determinante como algunos pensaban, pero sí en un anotador muy eficaz, perfecto si cae en el sistema adecuado.

9. Kevin Knox

19,3 minutos, 8,5 puntos, 2,7 rebotes, 35,7% triples

Es uno de los jugadores que mejores sensaciones dejó en pretemporada, aunque por distintas razones no ha podido mantener ese nivel. La principal, una lesión que en un primer momento pareció peor de lo que fue, pero que le hizo perderse siete partidos completos y jugar menos de 10 minutos en otros tres. La semana pasada fue titular por primera vez (ante los Thunder) y consiguió igualar su mejor anotación (17 ante los Magic) después de haberlo logrado ya en el segundo partido ante los Nets. Ese partido de principio de temporada fue el mejor que ha tenido con diferencia y, desafortunadamente para él, en el siguiente fue cuando se lesionó. Aún está intentando coger ritmo de competición y sus porcentajes se están resintiendo (34,3% en tiros de campo, 68% en tiros libres), pero ha dejado suficientes detalles para ser esperanzadores en que pueda ser un jugador importante en los Knicks del futuro.

10. Mikal Bridges

20,4 minutos, 7,8 puntos, 1,5 robos, 47,5% tiros de campo, 37,7% triples, 90,5% tiros libres

Fue probablemente el traspaso de un rookie más sorprendente. Un jugador nacido, crecido y educado en Pensilvania, al que elige su equipo de toda la vida y en el que trabaja su madre, los Philadelphia 73ers. Además, un buen defensor exterior, un perro de presa capaz de abrir el campo para lanzar desde lejos. El hombre perfecto para estos Sixers. Pero la historia que estaba destinada a durar muchos años se acabó en lo que doblaron la primera esquina. Se fue a Phoenix a cambio de una primera ronda y en Arizona está demostrando todo lo que se esperaba de él. Ha superado ampliamente a Josh Jackson en la rotación y ha demostrado la madurez que ya se veía en sus partidos en la Universidad. Los Suns meten 9,3 más por cada 100 posesiones con Bridges en la cancha y reciben 13,9 menos. Y aunque no es ni mucho menos la mejor arma ofensiva de su equipo, ha demostrado saber aprovechar sus oportunidades para ser un jugador importante: más del 75% de sus lanzamientos vienen después de un sólo intento desborde o ninguno.

11. Shai Gilgeous-Alexander

27,5 minutos, 10,5 puntos, 3,2 rebotes, 2,8 asistencias, 47,4% tiros de campo

Candidato claro a robo del draft 2018. Ya lleva unos cuantos partidos como titular en uno de los mejores equipos del Oeste hasta ahora y no parece que su puesto en el quinteto corra peligro. Aunque no está demostrando una gran capacidad para liderar el juego del equipo como base puro, sí que puede ser un excelente escolta que descargue de presión en momentos concretos a quien juegue de uno. Aparte de sus capacidades defensivas (brazos largos y manos rápidas) lo más destacable es su capacidad anotadora desde distintas distancias. Exceptuando los triples (mete un 30,8%) es una amenaza casi desde cualquier otro lugar de la cancha y en situaciones muy diferentes. Lo mismo le da atacar el aro e incluso intentar acabar con mates que probar el catch-and-shot (42,9%). Uno de sus mejores movimientos, ir botando el balón rodeando el perímetro por dentro buscando bloqueos hasta encontrar un pequeño espacio libre y lanzar desde 5 o 6 metros en suspensión.

12. Miles Bridges

21,1 minutos, 7,7 puntos, 4,2 rebotes, 55,7% tiros de campo, 40,5% triples

Sin duda uno de los más espectaculares de ver. No es un jugador que amase mucho el balón, es un finalizador y como tal se está comportando. Y lo está haciendo francamente bien en los pocos minutos que le están dando. Su enorme capacidad para colgarse del aro, ya sea buscando cortes por la retaguardia de la defensa o buscando rebotes ofensivos, ya ha protagonizado varios highlights en lo que va de curso. De momento no se ve en él a una potencial estrella de la liga, pero sí a un especialista anotador (mete el 41,4% de los catch-and-shots que intenta) con un nada desdeñable talento para la defensa.

   

0 Comentarios

Normas Mostrar

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.