Antetokounmpo (34+9+7) y las pérdidas hunden a los Sixers

BUCKS 118 - SIXERS 110

Antetokounmpo (34+9+7) y las pérdidas hunden a los Sixers

Antetokounmpo (34+9+7) y las pérdidas hunden a los Sixers

Benny Sieu

USA TODAY Sports

Partido clave en la pelea por las mejores posiciones de playoffs de la conferencia este. Los Bucks se apuntan el 2-1 a falta de un cuarto encuentro.

No sé si alguna vez he visto tantas rachas en un mismo partido. Sixers y Bucks, dos de los equipos jóvenes con más futuro de la NBA, se enfrentaron en un duelo clave de cara a la clasificación final de la conferencia este. Era la tercera vez que medían fuerzas esta temporada y los de Wisconsin se apuntaron su segundo triunfo (2-1). Aún queda un cuarto asalto...

Los Sixers salieron como ante los Cavaliers. Pisaron a fondo y se pusieron 10-0 en menos de 100 segundos... Puesta en escena impresionante. Y más que acierto, buen baloncesto: defensa, transiciones, circulación para encontrar al tirador abierto... Es una gozada ver cómo mueve los hilos Ben Simmons en su primera temporada NBA (15 asistencias, 12 puntos). Embiid es el ejecutor (19+8) y el jugador más importante en los dos lados de la cancha. Pero el rookie es la red de cables que hace funcionar la máquina. En cierto modo estos Sixers son sus Sixers.

Se fueron hasta los 43 puntos en el primer cuarto con un nivel de acierto insostenible (16/21 en los tiros). Empujaban a los Bucks en transición y los tiradores, con un Saric especialmente acertado (9/11 en los tiros para 25 puntos), aniquilaban a la defensa local desde el perímetro.

Después empezó la locura... Del 41-21 Philadelphia al empate a 51. Y del empate a 51 al 81-62 Philadelphia. Otra vez muy, muy arriba... por poco tiempo. 93-86 Milwaukee (!!!) al final del tercer cuarto tras un 21-0 de parcial. Los visitantes estuvieron más de seis minutos sin anotar una canasta. La locura...

Los Bucks cambiaron la inercia del partido en el tercer cuarto. Empujaron a los Sixers hacia atrás, forzando pérdidas y saliendo con piernas y fuerza transición. Les dieron de su propia medicina... Giannis lideró la carga, como no podía ser de otra manera (34 puntos, nueve rebotes y siete asistencias). Pero no estuvo solo: gran partido de Bledsoe (22) y minutos absolutamente geniales de un Jabari Parker (13+7) que nos vuelve a recordar el pedazo de talento que ha perdido la NBA los tres últimos años por culpa de las lesiones...

Los Sixers perdieron 26 balones que fueron su cruz. Los Bucks aprovecharon las oportunidades y el 36-11 en puntos tras pérdida terminó decidiendo el partido. Embiid, Giannis, Simmons, Jabari, Middleton... El futuro está en buenas manos. Por lo menos en Philadelphia y Milwaukee.

0 Comentarios

Normas Mostrar