Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Europa League
FC Astana FC Astana AST

-

BATE BATE BAT

-

Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Malmö Malmö MAL

-

Bnei Yehuda Bnei Yehuda BNY

-

Suduva Suduva SUD

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Hapoel Beer Sheva Hapoel Beer Sheva HAP

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

Maribor Maribor MRB

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Riga Riga RIG

-

AEK Atenas AEK Atenas AEK

-

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

-

Legia Legia LGV

-

Rangers Rangers RAN

-

Gent Gent GNT

-

Rijeka Rijeka RIJ

-

Estrasburgo Estrasburgo EST

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

PSV PSV PSV

-

Apollon Apollon PLL

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Royal Antwerp Royal Antwerp RAN

-

Steaua Steaua STE

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Braga Braga BRG

-

Spartak Spartak SPA

-

Celtic Celtic CLT

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

PAOK PAOK PAO

-

Torino Torino TOR

-

Wolves Wolves WVH

-

Partizán Partizán PTZ

-

Molde Molde MLD

-

Espanyol Espanyol ESP

-

Zorya Zorya ZOR

-

Copa Argentina
FINALIZADO
San Martín de Tucumán San Martín de Tucumán SMT

0 0

Argentinos Juniors Argentinos Juniors AJ

0 0

Ni los 40 de Giannis pueden con los Celtics de Kyrie y Horford

CELTICS 111 - BUCKS 100

Ni los 40 de Giannis pueden con los Celtics de Kyrie y Horford

Nueva exhibición de concentración los Celtics en Boston. El rebote, la defensa, la pintura... Brad Stevens le ganó la batalla a Jason Kidd.

Fueron Kyrie y Al Horford, el primer cuarto de Tatum y el trabajo de Brad Stevens. Pero como casi siempre que hablamos esta temporada de los Boston Celtics, destaca por encima de cualquier cosa el equipo. La concentración, la confianza de los unos en los otros. Y después el talento, claro está. Los highlights serán las canastas espectaculares de Kyrie y las asistencias de Horford (con razón, cada vez se entienden mejor), pero los Celtics ganaron el partido bajo los tableros, como tantos otros esta temporada.

Uno de sus problemas más evidentes el curso pasado era el rebote, sobre todo el defensivo. Y ha sido precisamente en esa faceta en la que más han trabajado los nuevos Celtics, que son esta campaña un equipo completamente diferente en ese apartado del juego. Ayer destrozaron a los Bucks en el rebote (45-28, ocho jugadores con al cuatro o más rebotes) y en la pintura (60-34).

Su 55% de acierto en los tiros supone el quinto partido consecutivo en el que superan el 50, y ayer no lo hicieron ante cualquier rival. Los Bucks son uno de los equipos más molestos para casi todo el mundo, un equipo que en sus ratos buenos (son bastante irregulares en defensa) minimiza las posibilidades de acierto del rival gracias a su envergadura (tela de araña). La clave en el ataque de los Celtics fue una vez más el movimiento sin balón. Se habla de Kyrie Irving como una pesadilla para los rivales con el balón en las manos, uno de los mejores manejos de la competición (si no el mejor), pero no comentamos tanto como deberíamos su habilidad para aportar sin balón. Cada corte a canasta, cada salida de bloqueo indirecto... O recibe y anota (porque casi siempre anota...) o su movimiento genera atención extra que pueden aprovechar otros compañeros para recibir en posiciones inmejorables. Con Al Horford como eje, claro. Qué talento para el pase desde los postes tiene el dominicano.

Al final, 17 casi perfectos de Jayson Tatum (5/6 total, 4/4 en triples en el primer cuarto), 8+7 de Marcus Smart (cada día mejor como generador ofensivo), 32 del matador Irving y 20+9+8 de la estrella silenciosa (cada vez menos...) Horford. Esfuerzo coral que se fue hasta el +20 en el tercer cuarto y que tiene la consistencia suficiente como para neutralizar las embestidas de Antetokounmpo (¡40!), Middleton (19) y Bledsoe (18). Un día más, los Celtics se levantarán como el mejor equipo de la NBA (21-4).

0 Comentarios

Normas Mostrar