Memphis Grizzlies: el peligro de quedarse en ninguna parte

Memphis Grizzlies

GUÍA NBA 2017-2018

PREVIA ASNBA

Memphis Grizzlies: el peligro de quedarse en ninguna parte

Memphis Grizzlies: el peligro de quedarse en ninguna parte

Siguen Mike Conley y Marc Gasol, y David Fizdale es un entrenador brillante... pero las cosas no pintan demasiado bien en Tennessee.
Real Madrid-Baskonia: Euroliga

 MEMPHIS GRIZZLIES

Entrenador: David Fizdale

Posible Quinteto: Mike Conley, Ben McLemore, Chandler Parsons, JaMychal Green y Marc Gasol

Otros jugadores importantes: Andrew Harrison, Brandan Wright, Tyreke Evans, Wayne Selden y Deyonta Davis.

Balance 2016-17: 43-39 (7º en el Oste), primera ronda de playoffs.

Objetivo 2017-18: Evitar que comienza el declive con el fin del grit and grind.

Los Grizzlies llevan siete años seguidos en los playoffs del Oeste. En ese tiempo han caído tres veces contra los Spurs, una contra Warriors y Thunder… han estado en la zona noble de la Conferencia noble, alguna vez que aspiraciones verdaderas (final de Conferencia en 2013, batallas contra Thunder y Warriors en 2014 y 2015…). Pasaron de Lionel Hollins a Dave Joerger sin perder ni un ápice de su estilo de vieja escuela, defensa y armamento pesado en las zonas: el grit and grind, un dolor de muelas para todos los rivales. Y de ahí a David Fizdale, que llegó para redirigir la nave hacia el baloncesto del siglo XXI con un fichaje de relumbrón: Chandler Parsons, 94 millones de contrato.

Eso fue el pasado verano. Y no salió bien: sí lo de Fizdale, que demostró inteligencia para combinar el espíritu del equipo con cierto aire reformista. Pero no lo de Parsons, al que el técnico quería dar un rol similar (salvando muchas y obvias distancias) al de LeBron en aquellos Heat en los que era asistente de Spoelstra. Pero Parsons solo jugó 34 partidos con poco más de 6 puntos de media y porcentajes horribles. Las rodillas no le dieron para más y frenaron las opciones de revolución en Tennessee. Los Grizzlies compitieron, llegaron a playoffs, dieron guerra a los Spurs… y se fueron de vacaciones con el fin del grit and grind prácticamente consagrado: no siguen ni Zach Randolph ni Tony Allen (ni Vince Carter: 111 años entre los tres).

Sí están Mike Conley, un jugador siempre a punto de ser all star pero que sigue infravalorado y Marc Gasol, que jugó una temporada fabulosa en la que despuntó como triplista (los nuevos tiempos…) y se fue a las 4,6 asistencias por partido. Ellos dos y la mezcla de talante y talento de Fizdale garantizan que los Grizzlies no se van a evaporar… pero cuesta imaginar que su techo está más allá de un billete sufrido para los playoffs y otra eliminación en primera ronda. Sería la tercera seguida. Y eso si llegan, que ahora mismo ni siquiera parece la apuesta más plausible. Haría falta que Parsons pudiera ser de nuevo el jugador que fue (olvidemos ya al que podría haber sido), que dieran algo jugadores como Andrew Harrison, Wade Baldwin o Dentoya Davis y que salga bien alguna de las apuestas que han hecho para el puesto de escolta. Tyreke Evans (119 partidos ausente por lesión en las dos últimas temporadas) y Ben McLemore. Desde luego, los Grizzlies no han mejorado este verano y el Oeste sí lo ha hecho. Tanto que asusta. Así que las cosas no pintan bien para los osos.

0 Comentarios

Normas Mostrar