Paciencia: 10 estrellas NBA que no brillaron como rookies

LO MÁS CURIOSO DE LA NBA

Paciencia: 10 estrellas NBA que no brillaron como rookies

Paciencia: 10 estrellas NBA que no brillaron como rookies

Para algunos jugadores no fue llegar y besar el santo. Repasamos diez grandes nombres de la NBA que no firmaron una gran temporada en su año de novato.

La historia están llena de grandes errores en las elecciones del draft (Greg Oden, Darko Milicic, Michael Olowokandi...), pero también algunas franquicias han demostrado paciencia con jugadores, que no brillaron en su año de novato pero con el tiempo se convirtieron en algunos de los grandes nombres de la Liga. A continuación diez estrellas a las que le costó más de una temporada comenzar a brillar.

Kobe Bryant

El pasado año cerró su carrera NBA con una media de 25 puntos, pero el número 13 del draft de 1996 promedió en su primera temporada 7,6 puntos, 1,9 rebotes y 1,3 asistencias. Su mejor partido como rookie fue ante los Golden State Warriors, con 24 puntos, pero en ese primer año ya dejó una muestra de lo que era capaz: anotó 31 tantos en el partido de los rookies del All Star y ganó el concurso de mates.

Steve Nash

Los Suns lo eligieron en el puesto 15 (draft 1996) pero, sin casi minutos (10,5), firmó un primer año muy discreto: 3,3 puntos, 1 rebote y 2,1 asistencias. El canadiense no explotó hasta que llegó a los Mavericks. En su tercer año en Dallas disputó su primer All Star y fue elegido el mejor base del curso.

Kyle Lowry

Ahora es uno de los mejores bases de la NBA, pero el de los Raptors no explotó hasta más adelante. Elegido por los Grizzlies en 2006 (puesto 24) firmó un primer año casi en blanco. Se lesionó en noviembre y sólo pudo jugar 10 partidos: 5,6 puntos, 3,1 rebotes y 3,2 asistencias. En Houston sus números mejoraron, pero donde más cómodo se ha encontrado es en Toronto. Por eso ha renovado por 3 temporadas unos 100 millones.

Paul George

Puesto 10 del draft de 2010, el alero siempre ha sido uno de los más deseados. No lo era al principio. En su primer año acabó con 7,8 puntos, 3,7 rebotes y 1,1 asistencias de media. Su tercer año fue el de su consagración (y su primer All Star). Acabó con 17,4 tantos. A ver ahora al lado de Westbrook en los Thunder.

Gordon Hayward

El de Indianápolis es otro ejemplo de jugador al que le cuesta adaptarse a la NBA. Elegido un puesto por delante de George en 2010, el alero cerró su primer curso con 5,4 puntos, 1,9 rebotes y 1,1 asistencias. Los Jazz crecieron con él. En su segundo año ya superó la barrera de los 10 puntos (11,8) y en esta última los 20 (21,9), una temporada que le permitió estrenarse en un All Star. Ha sido uno de los nombres del verano y se marcha a Boston.

Dirk Nowitzki

Con 30.260 puntos, el alemán es el sexto máximo anotador en la historia de la NBA. Pero no lo ha conseguido, precisamente, por su primera temporada. Nowitzki, número 9 del draft de 1998, acabó su curso de novato con 8,2 puntos, 3,4 rebotes y 1 asistencia. En su segundo año, en cambio ya promedió 17,5 tantos.

Giannis Antetokounmpo

El Jugador más Mejorado del pasado curso llegó a la NBA muy joven: no había cumplido aún los 19 años. Número 15 en 2013 ha crecido en la NBA a pasos agigantados: de 6,8 puntos en su primera temporada a 22,9 (y titular en el All Star) en 2017. Un portento físico que lo hace todo bien: 8,8 rebotes, 5,4 asistencias, 1,9 tapones, 1,6 robos... y que sueña con ser el MVP el próximo curso.

Zach Randolph

El nuevo pívot de los Kings no tuvo un buen inicio en su carrera NBA. Elegido en el puesto 19 por los Blazers, jugó muy poco en su año de novato (5,8 minutos), en el que acabó con unos números muy pobres: 2,8 puntos y 1,7 rebotes. Su crecimiento fue progresivo: en su tercer año en los Blazers ya mandaba en la pintura (20,1 tantos y 10,5 rechaces).

Jimmy Butler

Los Bulls le eligieron en 2011 (puesto 30), pero el escolta no tuvo un buen año de rookie. Con sólo 8,5 minutos en pista, promedió 2,6 tantos, 1,3 rebotes y 0,3 asistencias. En tres años, en cambio, se convirtió en uno de los referentes ofensivos de los Bulls. En sus últimas tres temporadas ha promediado más de 20 puntos. Su mejor marca fue en su último curso con los Bulls (la próxima temporada jugará en los Wolves): 23,9 puntos.

Michael Redd

No fue elegido en los primeros puestos del draft (número 43 en 2000), pero Redd Hot acabó su carrera siendo un tirador muy fiable. En su primer curso sólo disputó 6 partidos por una lesión de rodilla. Menos de seis minutos en pista para una media de 2,2 puntos. El escolta de los Bucks encadenó después seis temporadas con un promedio de más de 20 puntos.

0 Comentarios

Mostrar