BOSTON CELTICS

¿Quién es Kelly Olynyk? Celtic', canadiense, querido y odiado

26 puntos decisivos. El héroe inesperado del séptimo partido tiene raíces ucranianas y solía jugar de base.
Michigan-Villanova en directo y en vivo

0

nba

Con el baloncesto por bandera y un brazo roto de su etapa como quarterback de instituto. De origen ucraniano, Kelly Olynyk creció con fuertes vínculos baloncestísticos. Su madre trabajó para los Raptors y su padre llegó a ser técnico jefe en la Universidad de Toronto.

Nacido en Canadá en 1991 (Toronto), el ahora jugador de los Boston Celtics jugó de base hasta que sus 213 centímetros le obligaron a cambiar de posición. Coincidió en el colegio con Cory Joseph y jugó contra Stephen Curry cuando ambos eran niños en la etapa de Dell en Toronto.

Olynyk no dejó su querida Canadá hasta que llegó la obligatoria etapa universitaria (en el instituto compaginaba baloncesto y fútbol americano) . E incluso entonces eligió la Universidad de Gonzaga por encima de North Carolina o Syracuse para estar más cerca de casa. Jugó tres años en los Bulldogs, los dos primeros con un rol menor (poco más de tres y cinco puntos) y un tercero (con año fuera de las canchas, redshirt, por decisión propia en medio para mejorar su físico) en el que se convirtió en estrella: 17,8 puntos y 7,3 rebotes para dar el salto a la NBA.

A los 22 años, fue elegido en el número 13 del draft de 2013 por los Dallas Mavericks, pero nunca vistió la elástica de la franquicia texana. Olynyk fue traspasado inmediatamente a los Boston Celtics a cambio de los derechos de Lucas Nogueira y dos segundas rondas del draft. 

Debutó en la NBA con los verdes y, pese a que no ha conseguido mejorar sus números desde que llegó a la liga (siempre sobre los 9-10 puntos, los 4-5 rebotes y los 20 minutos), se ha convertido en pieza fundamental de la rotación de un equipo que en sus cuatro años en la liga ha pasado de las 25 a las 53 victorias y de no oler los playoffs a las finales de la conferencia este.

Amado por amigos y odiado por enemigos, Olynyk se ha labrado una reputación de jugador 'sucio' con sus rivales. Del hombro de Kevin Love al encontronazo con Kelly Oubre.