Temas del día

Récord de triples (¡25!) de los Cavs y fiesta de Kyrie y LeBron: 81 anotados y 117 firmados

HAWKS 130 - CAVS 135

Récord de triples (¡25!) de los Cavs y fiesta de Kyrie y LeBron: 81 anotados y 117 firmados

Los campeones aguantaron un gran intento de remontada de unos Hawks que llegaron a ir 25 abajo. Korver, decisivo en su regreso.

Ofensivamente, parece imposible hacer más de lo que hicieron ayer los Cleveland Cavaliers y es directamente insuperable lo que consiguieron Kyrie Irving (43 puntos en 21 tiros) y LeBron James (38+13+8). La mágica dupla de los campeones se combinó para 81 puntos, 15 rebotes y 17 asistencias, números que ayer quedaron sepultados por las dos grandes cifras de la noche: 25 triples anotados, récord de la temporada regular NBA (los Cavs son el único equipo que ha logrado esa marca en playoffs) y 117 puntos firmados por solo dos jugadores. Así es, entre anotación y pases de canasta, LeBron y Kyrie fueron responsables de 117 de los 135 tantos finales de su equipo (¡117!, dato vía ESPN). Números que rozan la locura y que podrían haber salido perfectamente del mundo de la imaginación y los tebeos.

El partido entero podría haber salido de aquel mundo. Desde los driblings de Irving y el acierto exterior de sus Cavs (54,7% desde la línea de tres puntos) hasta el increíble intento de remontada de unos Hawks que perdían por 25 puntos mediado el tercer cuarto y que se vieron solo uno abajo después de una canasta de Paul Millsap a minuto y medio del final. De locos...

Además, podríamos decir que el final, como suele ocurrir en las historietas fantásticas, fue cosa del destino. Kyle Korver, que recibió una ovación cerrada en su primer partido en Georgia con la camiseta de los Cleveland Cavaliers fue el encargado de clavar el triple más importante del partido. Con los locales uno abajo y la atmósfera cargada de momentum y olor a remontada, el tirador pasó un bloqueo de Tristan Thompson en el lado izquierdo, recibió de LeBron y no falló: 123-127 y silencio en la grada. Después, el juego de los libres y el pitido final.

Poca defensa, muchos puntos, muchísimos triples, entretenimiento, números y magia. Un auténtico espectáculo visual que también tuvo protagonista especial en el descanso: los Hawks retiraron el famoso '44' de 'Pistol' Pete Maravich. Noche redonda.   

0 Comentarios

Normas Mostrar