Embiid, baja indefinida: ¿Saric o Willy para el Rookie del Año?

PHILADELPHIA 76ERS

Embiid, baja indefinida: ¿Saric o Willy para el Rookie del Año?

Embiid, baja indefinida: ¿Saric o Willy para el Rookie del Año?

El pívot de los Sixers podría no volver a jugar más este curso. Con apenas 31 partidos disputados, ¿merece llevarse el galardón?

Joel Embiid jugó su último partido hace hoy justo un mes, el pasado 27 de enero. Tras ser baja en los tres anteriores encuentros, el pívot contabilizó 32 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias, 2 tapones y robos en la derrota de los Sixers ante los Rockets. Todo ello en 28 minutos. Una muestra más de su grandilocuente producción a pesar de tener restringido su tiempo sobre el parqué. Hándicap que no le impidió colocarse como único candidato con opciones reales de llevarse el Rookie del Año. Pese a promediar 25,4 minutos por noche, es el líder en puntos (20,2), rebotes (7,8), tapones (2,5) y doble-dobles (9) entre los novatos. Números que defienden su candidatura al ROY, ¿pero realmente lo merece?

RELACIONADO | Embiid, ¿camino de ser el mejor rookie de siempre?

Esta misma tarde, los Sixers han anunciado que Embiid pasa a ser baja indefinida debido a unos problemas en la rodilla izquierda que le han mantenido en el dique seco. Dado su historial de lesiones (se pasó en blanco por una fractura en el pie y posterior recaída los dos cursos siguientes al de su draft, el de 2014) resulta lógico que la franquicia de Philadelphia siga manteniendo la cautela hacia él. A 5,5 partidos de los Playoffs y a escaso mes y medio para el cierre del ejercicio, desde los despachos ya piensan en la próxima temporada. Las últimas decisiones tomadas en ellos apuntan en esta misma dirección. La evolución, tratamiento y fecha de un eventual regreso la determinarán las pruebas médicas a las que se someterá el jugador este mismo lunes. Aunque teniendo presente todo lo mencionado anteriormente, no es descabellado pensar que la temporada podría haber acabado para él.

De ser cierta esta suposición, toca plantearse la siguiente pregunta: ¿concederían el premio a Rookie del Año a un jugador que ha participado en un total de 31 partidos (de 82 posibles) y disputado 786 minutos? Habrá quien se decante por cada una de las dos opciones, ambas perfectamente defendibles. Lo único cierto es que de ganarlo (para ello juego a su favor el pobre rendimiento de la clase 2016), se convertiría en el jugador que menos minutos ha necesitado para ello desde la instauración de la línea de tres puntos en la NBA (1979-80). El camerunés acumula un total de 786, la mitad con los que Kyrie Irving se llevó el ROY en 2012 (1.558). Si bien hay que tener presente que aquella campaña la NBA se redujo a 66 partidos debido al lockout (cierre patronal). Tal y como recoge el gráfico de Ben Golliver que aquí reproducimos, en una temporada a 82 duelos Patrick Ewing ostenta el récord en 1.771. Casi 1.000 minutos más.

Dario Saric

Descartando la candidatura de Jo-Jo, ¿quiénes serían los otros novatos con opciones? Dado su actual momento de forma (cuatro dobles-dobles seguidos anotando al menos 18 puntos), el croata Dario Saric es el favorito número uno. Además de Embiid, Saric es el único rookie que en estos momentos promedia dobles-dígitos en anotación (11,1). También es el segundo clasificado en rebotes (6,2). Por si esto fuera poco, la baja del propio Embiid y el traspaso de Ilyasova garantizan al ex del Efes un panorama muy positivo para su lucimiento personal en los Sixers, equipo que ha recuperado el foco mediático.

Willy Hernangómez

Precisamente, este último factor puede llegar a meter a Willy en la puja. De seguir manteniendo la regularidad de las últimas citas (la baja para lo que resta de curso de Noah es otra lanza a su favor), la atención que siempre generan los Knicks puede ser todo un espaldarazo. Le ha costado ganarse un hueco en la laberíntica rotación de Jeff Hornacek, pero en febrero ha tirado definitivamente la puerta abajo: 11 puntos y 9,4 rebotes de media. El madrileño ha sabido aprovechar muy bien sus oportunidades. Hasta el punto de liderar con holgura la clasificación de rebotes entre los novatos por cada 48 minutos: 18,1 por los 14,8 de Embiid.

Malcolm Brogdon

Los Bucks han sufrido la escasa e irregular aportación de su banquillo. Aunque poco hay que reprocharle a Malcolm Brogdon, número 36 del pasado draft y el que mejores números está firmando entre los rookies que actúan en posiciones exteriores. Comparte el tercer escalón del podio en anotación (9,5) junto a Yogi Ferrell (su tardía irrupción es el motivo por el que no le incluimos en las quinielas) y lidera los rankings de asistencias (4,2) y robos (1,2). Un buen currículum en el que incluir que, hasta la fecha, es el único rookie que ha firmado un triple-doble esta campaña: 15 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias el día de Nochevieja en Chicago. 

0 Comentarios

Normas Mostrar