SELECCIÓN ESTADOS UNIDOS

Así podría ser Estados Unidos en las ventanas FIBA

Cuatro coincidirán con la temporada de la NBA. Popovich tendrá que decidir si convocar a jugadores de la Liga de Desarrollo o que jueguen en otras Ligas.

Así podría ser Estados Unidos en las ventanas FIBA

La FIBA cambió el sistema de clasificación para el Mundial 2019. Antes, el campeón olímpico tenía plaza asegurada, pero para estar en el próximo Mundobasket, Estados Unidos tendrá que pelear por un billete en las ventanas. ¿El problema? La NBA ya le comunicó a la Federación Internacional que no pararía la competición y habrá cuatro ventanas durante la temporada regular (noviembre 2017, febrero y noviembre de 2018 y febrero 2019) y sólo dos a las que podrían asistir jugadores NBA: junio y septiembre de 2018.

Gregg Popovich sustituye a Krzyzewski como seleccionador de Estados Unidos. El de los Spurs (podría tener también problemas para compatibilizar su rol de entrenador con el de seleccionador) tendrá que acudir a los jugadores de la Liga Desarrollo (sin apenas experiencia) o a estadounidenses jugando en Europa o China para confeccionar su selección en las ventanas incompatibles. ¿Cómo de temible sería una selección de 'europeos' en una de estas ventanas? Aquí una muestra.

Bases

SHANE LARKIN (BASKONIA) El Baskonia perdió a Mike James y Darius Adams en la dirección, pero han encontrado un sustituto de garantías con Larkin. Primera experiencia fuera de EE UU para este base. Jugador de corte similar a James (incluso se dan un aire físico): un anotador nato, eléctrico y capaz de anotar en el uno contra uno por velocidad o de encestar un triple estratosférico. El Unics Kazán le sufrió esta jornada.

DARIUS ADAMS (XINJIANG FLYING TIGERS) Abandonó Europa (la pasada temporada estaba en el Baskonia) por una suculenta oferta procedente de China. Lideró en puntos la Liga alemana en 2014 (con el Eisbären Bremerhaven) y tras un breve paso por Francia (SLUC Nancy), donde promedió 18,2 puntos, llegó a Vitoria. El año pasado fue elegido el mejor base de la Liga Endesa y ahora en China promedia 33,9 tantos.

Escoltas

ANDREW GOUDELOCK (MACCABI) Le apodan la Mini-Bamba y tras despuntar en el Fenerbahçe hace dos temporadas (ostenta el récord de triples en un partido en la Euroliga con diez) probó en China y en la NBA (Houston). Ha vuelto a Europa y es el quinto máximo anotador de la competición (16,4), con un 40,5% en tiros de tres.

KEITH LANGFORD (UNICS KAZÁN) En 2014 fue el máximo anotador de la Euroliga con el Armani Milán (17,7 puntos de media) y ahora va camino de repetir con el Unics Kazán: 23,4 esta temporada. con un tope de 36 ante el CSKA de Moscú.

Alero

SONNY WEEMS (MACCABI) En el verano de 2015 estuvo en la agenda del Barcelona, que buscaba un alero de garantías: anotador y físico (fue incluido en el mejor quinteto de la Euroliga cuando jugaba en el CSKA, 2014). Regresó a la NBA, pero no encontró su sitio (Suns y los Sixers) y ha vuelto a Europa esta temporada.

TYLER HONEYCUTT (ANADOLU EFES) Tras no encontrar hueco en la NBA (Sacramento) decidió probar en Europa. Primero Israel y luego Rusia, donde comenzó a hacerse un nombre con el Khimki. Este año, en Turquía, está siendo el de su consagración: es el máximo reboteador de la Euroliga (8,4). Promedia, además, 9,3 puntos, 2,9 asistencias para 16 de valoración.

Ala-pívot

ANTHONY RANDOLPH (REAL MADRID) Un base en el cuerpo de un pívot, capaz de subir el balón sin problemas y asistir a sus compañeros. Un tiro más que aceptable desde la esquina y mucho físico: para machacar y poner tapones. No cuajó en la NBA (número 14 del draft de 2009, elegido por los Warriors) y llegó a Europa en 2014 para convertirse en uno de los mejores interiores del Viejo Continente con el Lokomotiv Kuban. Sigue su ascenso con el Madrid.

DERRICK BROWN (ANADOLU EFES) Ha dado un salto de calidad en su segunda temporada en Turquía: de 9,8 puntos y 5,3 rebotes (11,6 de valoración) a 12,9 y 6,5 para 18,1 de valoración. Ganó la Eurocup con el Lokomotiv Kuban nada más aterrizar en Europa (2013). Muy físico y desequilibrante en el uno contra uno.

Pívot

EKPE UDOH (FENERBAHÇE) Posiblemente el cinco más desequilibrante de toda Europa. Casi imparable. Quinto en valoración de la máxima competición continental (19,4) y el mejor intimidador de la misma (1,8). El Madrid ya lo sufrió la temporada pasada en los playoffs de la Euroliga.

KYLE HINES (CSKA MOSCÚ) Domina el juego interior desde su 1,98. Un pívot bajito, pero con unas grandes cualidades físicas que ya ha ganado tres Euroligas (dos con el Olympiacos y una con el CSKA) y fue la pasada temporada el mejor defensor de la competición. Importante en los momentos calientes.

AMAR'E STOUDEMIRE (HAPOEL JERUSALEM) El único que ha llegado a ser internacional con Estados Unidos: ganó el bronce en los Juegos de Atenas 2004 y disputó el Torneo FIBA Américas en 2007, un año después del batacazo de la selección yanki en el Mundobasket de Japón. Tras 14 años en la NBA (Suns, Knicks, Mavericks y Heat) se estrena en Europa. Aunque sus números no son de súperestrella (10,3 puntos y 5,7 rebotes para 12,6 de valoración), por nombre y veteranía estaría en la selección.