Dwight Howard quiere volver a sonreír en su Atlanta natal

Atlanta Hawks

GUÍA NBA2016-2017

ATLANTA HAWKS | PLANTILLA

Dwight Howard quiere volver a sonreír en su Atlanta natal

Dwight Howard quiere volver a sonreír en su Atlanta natal

ERIK S. LESSER

EFE

Los Hawks tratarán de mantener el mismo estilo con Schröder como principio y Howard como final en lugar de Horford. Millsap, Bazemore y Korver completan el quinteto.

A falta de conocer cómo se desarrollan los acontecimientos el próximo verano, los Hawks han mantenido a una buena parte del bloque que tantas alegrías les ha reportado en los últimos cursos. Empezando por un Paul Millsap que se antoja absolutamente fundamental para que el engranaje funcione. Tanto en el aro propio como en el ajeno. Atrás, sus fundamentos y buena cabeza le convierten en el ancla de una de las mejores defensas de la Liga. Además, sin Horford y dadas las distintas aptitudes de Howard (su nueva pareja de baile), deberá centrarse mucho más en ayudar en el perímetro. En cuanto al ataque, deberá sacrificarse aún más si cabe para nutrir de balones por dentro a Howard. Su capacidad para jugar abierto y buena muñeca le convierten en un ‘cuatro’ impagable. Todavía más en un estilo como el de Atlanta.

Por su parte, Howard está obligado a dar un puñetazo encima de la mesa. Sus constantes problemas en la espalda hacen que ya no volvamos a ver nunca al jugador dominante de Orlando, pero sí que debe tener la cabeza centrada en todo momento y mostrarse implicado en hacer su trabajo. No valen momentos de bajón psicológico o desconexión. Parece dispuesto a ello. Además de pelear cada rebote en ambos aros, su presencia en la zona puede contribuir a fijar la defensa y servir de gran ayuda a los tiradores. A quienes recompensará también con sus buenos bloqueos. Además de esta dupla, por dentro vuelve a asomar la cabeza un Splitter dispuesto a redimirse. Está ante su última gran oportunidad en la NBA. La que por su parte anda buscando el gigante Tavares, ya en su segundo año. Mike Scott y Khris Humphries deberán aportar consistencia como ala-pívots suplentes.

En cuanto a la línea exterior, Schröder ha visto cumplidas sus demandas. Como point guard titular, su importancia será mayúscula. Ya ha demostrado de sobra su valía como agitador de partidos partiendo desde la segunda unidad. Muy enérgico, gran penetrador y capaz de hacer mucho daño en el pick&roll (interesante la compenetración que surja con Howard), debe ser capaz de mantener su gran producción con una presencia de minutos mucho más elevada. Y ante rivales de mayor calidad. Un veterano como Jarret Jack llega para echarle una mano y aportar serenidad. También partirá de inicio Kyle Korver, quien buscará recuperar sus extraordinarios porcentajes de hace dos años. Una amenaza exterior, mortal en el catch&shoot. Esto hace que Kent Bazemore deba asumir un mayor protagonismo y creatividad con el balón en las manos. Debe llevar su mejora al siguiente nivel. En el banquillo cuentan con una buena combinación de jugadores más experimentados y de distintos cortes (Sefolosha y Hardaway Jr.) y los rookies Taurean Prince y DeAndre’ Bembry.

QUINTETO IDEAL | Atlanta Hawks

El entrenador: Mike Budenholzer

Tras crecer y madurar junto a Gregg Popovich durante más de 15 años, en 2013 los Hawks le brindaron su primer papel protagonista. Una oportunidad que no ha desaprovechado en sus tres primeros cursos como head coach en la Liga. Tres presencias en los Playoffs, una final de Conferencia y el mejor mes de todos los tiempos gracias al 17-0 que firmó en enero de 2015. No pudo mantener el nivel la pasada campaña, en la que pasó de 60 triunfos (lo nunca visto en Atlanta) a 48, pero demostró que sus equipos están más que capacitados para competir. El adiós de Horford y la llegada de Howard representas el próximo gran reto en una carrera cortada por el patrón ‘spur’: extra pass y descansos para sus mejores hombres cuando considere. Garantía de éxito.

La estrella: Paul Millsap

La gran mayoría de los focos estarán centrado en Dwight Howard, pero para que el center se consiga integrar en el equipo de su tierra, un hombre será fundamental: Paul Millsap. Con la salida de Al Horford le toca cambiar de pareja de baile, pero pocos dudan de que sabrá adaptarse a Howard. No en vano, pocos interiores hay en la NBA actual con su inteligencia y sentido del juego. Excelente pasador y notable defensor, dos cualidades que le convierten en la pieza angular de la transformación del proyecto 'hawk'. Puede jugar por dentro y por fuera. Polivalencia y eficacia que le han valido para ser all star los tres últimos años. Este verano podría, si así lo desea, convertirse en agente libre. En Atlanta contiene la respiración...

Infografía Paul Millsap

0 Comentarios

Mostrar