NBA

El mayor contrato de la historia, para Anthony Davis: 145 millones

El ala-pívot cobrará a partir de 2016 unos 29 millones anuales, el noveno mayor total por año de toda la historia del deporte y el más alto que jamás se ha visto en la NBA.

NBA

El primer bombazo del mercado NBA es una cuestión de cifras. Como estaba cantado, New Orleans Pelicans se ha movido rápido para garantizar la continuidad de Anthony Davis. La noticia en este caso son unos números que convertirán el nuevo contrato del ala-pívot en el más alto de la historia de la NBA cuando entre en vigor entre en 2016, el próximo verano: 145 millones de dólares por cinco años. El mayor por volumen de la liga de baloncesto y uno de los 30 mayores de la historia del deporte estadounidense. El noveno, si se hace una media rápida de lo que puede percibir anualmente AD, de toda la historia del deporte.

Como se preveían pero incluso más rápido de lo esperado incluso por los más optimistas, el producto de Kentucky (22 años todavía) se ha establecido ya como un jugador generacional, una súper estrella llamada a ser una de las fuerzas motrices de la NBA de la próxima década. Acaba de meter a los Pelicans en playoffs (derrota por 4-0 en primera ronda) tras una temporada en la que fue votado como titular para el All Star (el segundo para él aunque se lo perdió por lesión) e integrante del Quinteto Ideal de la temporada. Si se quiere hacer una proyección de su crecimiento vertiginoso, al que no se adivina techo, basta con comparar los números de su año rookie (excelente) con los del pasado:

2012-13: 13,5 puntos, 8,2 rebotes, 1 asistencias, 1,2 robos y 1,8 tapones por partido

2014-15: 24,4 puntos, 10,2 rebotes, 2,2 asistencias, 1,5 robos y 2,9 tapones.

En su primera visita a los playoffs y ante el futuro campeón, Golden State Warriors, promedió 31,5 puntos, 11 rebotes y 3 tapones por encuentro. En la campaña anterior, 2013-14, se convirtió en el primer jugador junto a Shaquille O’Neal en promediar Con 20 años al menos 20 puntos, 10 rebotes y 2,5 tapones por partido.

Un contrato histórico

Anthony Davis y su agente, Thad Foucher, cenaron ayer martes con el general manager Dell Demps y el que será su nuevo técnico en los Pelicans, un Alvin Gentry que viene tras ayudar como asistente de Steve Kerr a esos Warriors campeones. Davis acaba de cobrar 5,6 millones de dólares y cierra contrato rookie la próxima temporada en 7,07. A partir de la 2016-17, entrará en vigor este nuevo acuerdo por cinco temporadas que tendrá una cláusula de salida después de la cuarta. Por un lado, Davis es uno de los primeros que saca verdadera tajada de la exponencial subida que experimentará el tope salarial a partir del próximo verano gracias a la inyección de dinero del nuevo contrato televisivo. Por otro, en este cierre de su contrato de novato podía firmar por lo que se conoce como la ‘regla Derrick Rose’, que permite superar el 25% de ese espacio salarial y llegar hasta el 30%. Para alcanzar esos 145 millones bastará (mediante esa Derrick Rose rule) con que Davis sea de nuevo titular en el All Star de 2016, se meta en uno de los Mejores Quintetos de la temporada o sea MVP (terminó quinto en la última votación). Al menos las dos primeras condiciones parecen casi garantizadas salvo problemas graves de lesiones.

El contrato, por volumen, supera los 136 millones de dólares por siete años que firmó Kobe Bryant con los Lakers en 2004 y entra de lleno entre los 30 mayores del deporte profesional estadounidense. Si se promedia unos 29 millones por año, será el octavo mayor que jamás se haya firmado por media anual en toda la historia del deporte sólo por detrás de cuatro pilotos de Fórmula 1, tres jugadores de la MLB de béisbol y un boxeador. El primer jugador de la NBA en volumen anual ahora mismo sigue siendo Kobe Bryant: 25 millones para la 2015-16. Estos son los ocho contratos con más valor anual que el próximo de Anthony Davis:

Sebastian Vettel con Ferrari: 80 millones de dólares al año entre 2015 y 2017

Floyd Mayweather con Showtime: 72 millones anuales entre 2013 y 2015

Kimi Raikkonen con Ferrari: 51 millones anuales entre 2007 y 2009

Fernando Alonso con McLaren: 33 millones entre 2015 y 2018

Michael Schumacher con Ferrari: 31 millones anuales entre 1996 y 1999

Clayton Kershaw con Los Angeles Dodgers: 30,7 millones anuales entre 2014 y 2020

Max Scherzer con Washington Nationals: 30 millones anuales entre 2015 y 2021

Miguel Cabrera con Detroit Tigers: 29,2 millones anuales entre 2014 y 2023.