Pippen: "Los Bulls de la 95-96 ganarían unos 75 partidos ahora"

LAS PALABRAS DE UN MITO

Pippen: "Los Bulls de la 95-96 ganarían unos 75 partidos ahora"

Pippen: "Los Bulls de la 95-96 ganarían unos 75 partidos ahora"

Reuters

Reuters

El mito de la NBA ha señalado a Stephen Curry como el jugador más difícil de defender en estos momentos, pero que le gustaría enfrentarse a LeBron James.

El mítico Scottie Pippen, eterno escudero de Michael Jordan en los seis anillos que conquistaron los Bulls en los años 90, ha respondido esta tarde a las preguntas de los aficionados en Twitter. El exalero siete veces All Star no se ha andado por las ramas y, entre otras cosas, ha asegurado que el equipo de Chicago de la campaña 1995-96, dueño del mejor registro de victorias de la historia en temporada regular con 72, sería capaz de superar esa marca hoy en día y alcanzar una cifra “alrededor de las 75”. “El juego ahora es menos físico y habríamos tenido más oportunidades para anotar”, añadió. Además, no ha dudado a la hora de afirmar que ningún jugador actual podría ganar a Jordan en uno contra uno y se ha inclinado por LeBron James, Kobe Bryant, Kevin Durant, Tim Duncan y Shaquille O’Neal como su quinteto ideal, sin contar con jugadores que formasen parte del original Dream Team de 1992.

Sobre Kawhi Leonard, jugador de características similares a las suyas, Pippen no ha querido entrar en comparaciones, aunque afirma que es “un gran jugador” y cree que será la próxima gran estrella de la NBA: “El chico es DPOY (Jugador Defensivo del Año) y MVP de las Finales, pero todavía no es All Star. Eso cambiará”. También ha tenido elogios para el compañero que considera más infravalorado de los que tuvo en su exitosa carrera, el croata Toni Kukoc: “La gente no sabe lo bueno que era y se sacrificó mucho por nosotros saliendo desde el banquillo”.

Asimismo, el jugador incluido en tres ocasiones en el primer quinteto de la Liga, ha señalado a Julius Erving como su primer referente en el baloncesto: “Vi jugar mucho al Dr. J. Era el ídolo de todo el mundo cuando yo era un niño”. No obstante, eligió el número 33 con el que jugaba por otras grandes estrellas como Kareem Abdul-Jabbar y Larry Bird: “Quería ganar como hicieron ellos”. Cuestionado si ambiciona regresar a la NBA como técnico, se ha mostrado muy abierto a esa posibilidad: “¿Por qué no? Sólo estoy esperando al momento y a la oportunidad correctas”.

Pippen, que ha confesado que su ciudad favorita para jugar tras Chicago era Nueva York, tampoco se ha mostrado dubitativo al apuntar a qué profesional de la NBA actual le gustaría defender: “Diría LeBron, pero creo que Steph Curry podría ser el jugador más difícil de marcar en la Liga”. Palabras de uno de los considerados 50 mejores de la historia, cuyo momento favorito de todas las finales que disputó fue al ganar tres partidos seguidos en Los Ángeles ante los Lakers en 1991: “Fue una tarea difícil, pero nos mostró que estábamos preparados”.

0 Comentarios

Normas Mostrar