Temas del día

Courtney Lee, un escudero de lujo para Marc Gasol

MEMPHIS GRIZZLIES

Courtney Lee, un escudero de lujo para Marc Gasol

Courtney Lee, un escudero de lujo para Marc Gasol

USA Today Sports

El escolta está cuajando su mejor temporada desde que está en la NBA. Su contribución en todos los aspectos del juego son claves para el buen momento de los Grizzlies.

"Courtney es uno de esos jugadores al que no puedes dejar solo porque te machaca desde el triple. Juega un baloncesto muy sólido", manifiesta Avery Bradley cuando se le pregunta por su excompañero Courtney Lee (29 años y 1,96). El escolta está en un momento muy dulce, el más dulce desde que comenzó a jugar en la NBA, allá por la temporada 2008-09 en los Orlando Magic. Su camino por la franquicia de Florida, donde llegó a disputar las Finales de la Liga contra los Lakers (4-1, para los angelinos), duró poco. Después de esa campaña fue 'empaquetado' a Jersey y desde allí a Houston y luego a Boston, donde fue reclutado como el reemplazo perfecto de Ray Allen con un contrato de cuatro años. Casi nada.

No cuajo en los Celtics. Ni Doc Rivers ni Brad Stevens lograron su adaptación. El sistema no era el que más convenía a un escolta que necesita el balón para calentar la muñeca, pero tampoco le inspiraba un proyecto que ya no buscaba el anillo, sino la reconstrucción de la franquicia. "Cada situación es diferente para cada jugador. Brad tenía un sistema que se basaba mucho en el pick and roll", subraya Lee que pasó de ser 39 veces titular en la temporada 2012-13 a carne de banquillo en la siguiente. No duraría mucho su penitencia.

Memphis se cruzó en su camino y Lee supo aprovecharlo al igual que la franquicia de Tennessee. Con su llegada a través de un traspaso a tres bandas, los Grizzlies asumieron su contrato de más de 16 millones para lograr ese tirador que tanto requería un equipo muy fuerte en la zona con Marc Gasol y Randolph, pero débil en el perímetro.

Su primer año fue bueno, sin más. Su presencia en el cinco inicial fue una constante y supo ganarse la confianza de David Joerger con una media de 11 puntos por encuentro, algo que se queda en nada viendo su momento de forma. En lo que llevamos de temporada sólo se ha perdido tres partidos. Dos por una conmoción cerebral después de un rodillazo de Hibbert y uno por un virus estomacal. Y sus números en los otros once encuentros son escandalosamente positivos. Es el cuarto anotador del equipo (13,8) superado sólo por la columna vertebral del equipo (Marc, Randolph y Conley) y es el segundo en porcentaje de tiro (54,1). El primero si tenemos en cuenta que disputa 33,2 minutos de promedio, mientras que Jarnell Stokes, el primero con un 100%, está en la pista 4,8 y sólo ha lanzado tres tiros de campo por los 114 de Lee.

En el completo de la NBA, la situación del escolta es aún más sorprendente. Es el sexto en porcentaje de tiro de jugadores con más de 30 minutos sobre la cancha, y los cinco que están por delante de él son pívots (DeAndre Jordan, Anthony Davis, Howard, Favors y Gortat). Además, este 54,1 es su mejor porcentaje en lo que lleva en la NBA, al igual que sus 13,8 puntos y el 61,1 desde la línea de tres.

Este nivel no es sólo numérico. Se ve en la pista a un jugador nuevo, con mucha confianza en cada una de sus acciones. No tiene miedo a lanzar, gracias principalmente a las situaciones de tiro que consigue debido a la buena circulación de balón de un equipo que tiene dos bases, Conley por fuera y Marc por dentro. "Aquí se mueve más el balón (que en los Celtics). Se comparte la pelota y hay más juego colectivo", subraya Lee. Stevens, su extécnico, está impresionado con su producción en lo que llevamos de temporada: "Courtney ha encontrado un gran sitio donde juega un gran papel". En la madrugada del miércoles al jueves, Lee tendrá otra oportunidad de ver agrandanda su lista de víctimas en el Staples Center contra Los Angeles Lakers, el equipo que le privó de la mayor gloria de la NBA: el anillo de campeón.

Comentarios

Comentarios no disponibles