Yvan Mainini: "Si juega Mirotic, Ibaka no puede; ésa es la regla"

FIBA

Yvan Mainini: "Si juega Mirotic, Ibaka no puede; ésa es la regla"

Yvan Mainini: "Si juega Mirotic, Ibaka no puede; ésa es la regla"

Jesús Aguilera

Desde que Serge Ibaka se nacionalizó en 2011, la FEB trabaja duro para que el pívot de los Thunder y Nikola Mirotic puedan jugar juntos en la Selección española.

El debate Ibaka o Mirotic continuará por ahora. A pesar de que la Federación Española lleva tiempo trabajando para que los dos puedan jugar juntos, la FIBA se mostró tajante al respecto. "Si juega Mirotic, Ibaka no puede. No es mi opinión, es el punto de vista del Central Board de la FIBA", asegura Yvan Mainini, presidente del organismo intercontinental que, eso sí, no cierra del todo las puertas a esta posibilidad en un futuro. "Ya sé lo que José Luis Sáez dice, porque me lo ha dicho a mí en muchas ocasiones, también se lo ha contado a Patrick Baumann. No estoy en contra, pero hay unas reglas y las reglas son estas, aunque nunca se sabe si en un futuro serán otras".

La Federación se ampara en el hecho de que Mirotic es un jugador formado en España, nada que ver con las nacionalizaciones express que se están dando en muchos países. Fue el caso, por ejemplo, de Bo McCalebb, artífice del cuarto puesto europeo conseguido por Macedonia en 2011, que viajó por primera vez al país balcánico para recoger su pasaporte, aunque ahora confiesa sentirse "uno más".

La historia del base del Fenerbahçe no tiene nada que ver con la del ala-pívot blanco, que llegó a Madrid con 15 años y obtuvo el pasaporte en 2010, año en el que debutó con la Sub-20. "Legalmente son dos jugadores que tienen derecho a jugar con España, por formación y por nacionalidad. No trabajamos por el caso Ibaka-Mirotic, trabajamos para un concepto justo", decía Sáez a este periódico a finales de año. Porque este problema se podría repetir en un futuro. Iliame Diop es otro jugador formado en España (en el Baskonia) y que, a sus 17 años (mide 2,10 y tiene 2,35 de envergadura), ya ha marcado las diferencias en categorías inferiores.

Puertas abiertas. El presidente de FIBA no considera tan necesaria la incorporación de nacionalizados en un país como España, "que tiene grandes jugadores jóvenes", y aboga por trabajar "desde la base" para mejorar las selecciones, nada de reforzarse a golpe de talonario. "Si tú abres las puertas y lo permites, se harán equipos con dinero", analiza Mainini. "Vas al Congo, Senegal, China, Estados Unidos o a otro lugar y compras al jugador. Creas un gran equipo, pero no estás haciendo el trabajo normal, desde la base, para hacer una selección más competitiva, con mejores jugadores.... Respeto la palabra de las Federaciones y creo que la española está haciendo un gran trabajo".

Comentarios

Comentarios no disponibles