NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

La razón por la que se da a veces negativo teniendo síntomas COVID

La incubación de los nuevos linajes, más rápida que con otras variantes, es la causa principal. Los expertos recomiendan repetir el test entre el tercer y quinto día tras la aparición de síntomas.

Actualizado a
test antigenos

Los contagios por COVID-19 en España han aumentado en las últimas semanas. Una subida provocada, en gran medida, por los nuevos sublinajes de la variante Ómicron - BA.4 y BA.5 - que también han dejado un incremento de la incidencia acumulada por cien mil habitantes.

Esto ha provocado que los ciudadanos con síntomas de COVID hayan vuelto a acudir a las farmacias para comprar el test de antígenos y comprobar si se han contagiado. Sucede en algunas ocasiones que, pese a que algunas personas padecen algunos de los síntomas más frecuentes de la enfermedad, luego dan negativo una vez que se han hecho la prueba de antígenos. Se trata de un hecho inaudito pero que, cada vez, se da con mayor frecuencia en algunas personas.

La razón principal de este hecho se encuentra en la propia evolución del SARS-CoV-2. A diferencia de lo que ocurría con otras variantes, el periodo de incubación con Ómicron es mucho más rápido. Es un linaje más contagioso, pero con un cuadro de síntomas menos grave y más duradero en comparación a sus antecesores. Mientras que con Alpha el periodo de incubación era de cinco o seis días, y con Delta era de una media de cuatro días, en el caso de Ómicron se encuentra en un periodo de entre 1 y 3 días, o incluso en un solo día.

Es decir, el periodo de tiempo comprendido entre la exposición al virus y la aparición de algunos de los principales síntomas del coronavirus - fiebre, tos seca, dolor de cabeza o congestión - es mucho más rápido con las últimas variantes. A esto, hay que sumarle un segundo motivo. Y es la propia carga viral que detectan los test. Fabricados para detectar un determinado nivel, las nuevas mutaciones se transmiten con una carga viral muy baja que impide a estas herramientas detectar la carga viral.

Ante esta situación, los expertos recomiendan repetir la prueba entre el tercer y el quinto día, y no hacerlo durante el periodo más álgido de los síntomas, para saber el alcance real de la carga viral. Por último, juega un papel trascendental las precauciones adoptadas por las personas que manifiesten síntomas de COVID. Los profesionales sanitarios, en este sentido, recomiendan adoptar todo tipo de precaución hasta que se descarte la infección, en lugar de correr el riesgo de exponer a su entorno más cercano.

El correcto uso del test, así como asegurarse de que se encuentra en buen estado, y en una fecha óptima para su aplicación, son los factores más determinantes para que el porcentaje de error sea mínimo. Para ello, es importante mantener una correcta higiene de las manos, poner el tubo en posición vertical y esperar el tiempo adecuado para comprobar el resultado.

Vuelta al uso de mascarilla y vacunas adaptadas a partir de otoño

Algunos expertos han recomendado la vuelta del uso de la mascarilla para determinadas situaciones y espacios. El virólogo del CSIC, Luis Enjuanes, especificó que “sería prudente” regresar a su uso. “No en su totalidad, pero sí en buena parte de las ocasiones”.

Por otro lado la Ministra de Sanidad también recomendó utilizar la mascarilla en algunas ocasiones y anunció para el próximo otoño la llegada de la cuarta dosis de la vacuna (segunda dosis de refuerzo) para toda la población española. Aunque finalmente será la Ponencia de Vacunas la que determine finalmente la fecha en la que se inoculará esta dosis para todo tipo de grupos de población.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?